Cuando contratar personal es una necesidad

por | 27 de septiembre de 2011

El paro es uno de los principales problemas en todo el país, por no decir el primero de todos. Las cifras son terribles y miremos en el sector que miremos no hay nada bueno que destacar. Es cierto que durante el verano en algunos como en el empleo hostelería, su contratación ha aumentado, pero no deja de ser un aumento estacional. De todas formas, a pesar de todo, hay empresarios, hay negocios, que necesitan contratar personal y no sólo en verano.

Sin duda alguna el sector hostelero tiene características propias que lo diferencia de otros. Al depender tanto del turismo, de las vacaciones… En momentos concretos del año necesita adquirir mucha mano de obra de la que luego, el resto de meses, no podrá hacerse cargo. Por eso, los contratos por fin de obra o temporales son muy comunes (aunque este tipo de contratos sean cada vez más comunes en todos los sectores).

Otra de sus características, y al hilo de lo anterior, es que el personal cambia mucho. El número de camareros, cocineros… varía dependiendo de la época del año, con lo que para el empresario hostelero (sobre todo de bares o restaurantes más o menos pequeños) es muy difícil acertar a la hora de contratar.

Lo normal es que no tenga un departamento de recursos humanos, así que dependerá de su ojo clínico para contratar a un camarero o cocinero competente. Algo que tendrá que hacer varias veces durante el año, lo que aumentará el riesgo de equivocación. Y, no nos engañemos, una plantilla poco competitiva es muy malo para el negocio.

Por existen empresas, a las que podemos acceder a través de internet, que se dedican a crear bolsas de empleo para hosteleros.

Sin necesidad de pagar un departamento de recursos humanos los empresarios pueden tener acceso a cientos de currículos procesados que se ajusten a sus necesidades. Ya sea de jefes de cocina, recepcionistas, camareros…

Sin duda alguna es una opción muy interesante para pequeños y medianos hosteleros, sin grandes cadenas de restaurantes a sus espaldas, a los que mantener un departamento de recursos humanos les es muy costoso pero que necesitan contratar personal varias veces durante el año.