Reservando hoteles en Mendoza capital para descubrir el Cerro de la Gloria

por | 23 de febrero de 2011

El turismo en Mendoza ofrece gran cantidad de sitios para visitar, de mucha belleza natural, que son la excusa ideal para un paseo al aire libre. Uno de estos lugares es el Cerro de la Gloria. Antiguamente, se lo conocía como Cerro del Pilar. Cuando fue emplazado el Monumento Nacional al Ejército de los Andes en la cima, se le cambió el nombre. Cerca de su ubicación se encuentran el Colegio Universitario y el Liceo Agrícola y Enológico.

Corría el año 1911, cuando el gobierno nacional le encomendó el escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari la creación de un monumento para conmemorar los 97 años de la batalla Chacabuco. Esta batalla de la gesta sanmartiniana fue de suma importancia para la independencia de Chile. El Ejército de los Andes, que en ese momento respondía las Provincias Unidas del Río de la Plata, que en el futuro sería la República Argentina, venció en el campo de batalla al ejército realista. Esto sucedió el 12 febrero 1817, en la hacienda de Chacabuco, a unos 55 km de la capital de Chile.

El monumento al Ejército de los Andes se levanta  sobre una gran base hecha de piedra. Hablamos de una escultura imponente,  donde se  representa al general San Martín sobre su caballo, complementado por una serie de relieves laterales que muestran diversas escenas de la epopeya del general. Se puede ver a los granaderos a caballo, y en los frisos posteriores se representa a fray Luis Beltrán, quien era el  encargado de la fabricación de las balas de cañón que ayudarían a liberar América Latina.

Para los conocedores de la historia argentina, si se mira con detalle será posible apreciar distintos personajes que tuvieron un rol destacado en la batalla contra los realistas. Por ejemplo se puede encontrar la figura del tropero Sosa, quien ha pasado a la historia como el gaucho leal al general San Martín. Su verdadero nombre era Pedro Sosa. El mismo gozaba del aprecio y la gratitud del general San Martín, debido a su participación fundamental en diversas tareas como el transporte de armas, herraduras y otros materiales de Buenos Aires, necesarios para proveer del equipo requerido al Ejército de los Andes para llevar adelante su misión.

El punto culminante del monumento es la figura de la libertad, un personaje alado, quien muestra en sus manos las cadenas de la opresión rotas. El personal de su hotel en Mendoza podrá asesorarlo para que realizar esta interesante excursión.