Muebles de jardín, protección de la madera

por | 21 de septiembre de 2012

La madera es un material cuya apariencia hará que tus muebles de jardín luzcan esplendorosos en cualquier estilo de decoración exterior. Sin embargo, tus muebles de jardín están expuestos a las condiciones ambientales y otros agentes externos, por lo que hay que saber protegerlo y mantenerlo.

Tanto el sol como la lluvia pueden afectar a nuestros muebles de jardín. La luz solar hace que la madera pierda su color original y que los muebles se vayan deteriorando hasta ponerse de un color grisáceo. Por su parte, el agua y la humedad provenientes de la lluvia resultan también muy perjudiciales para el mobiliario de jardín pues favorecen la aparición de hongos e insectos.

También debes tener en cuenta que existe una gran variedad de maderas, que presentan distinta resistencia según su composición, tanto a las inclemencias meteorológicas como a los hongos e insectos. En este sentido, la madera tropical, como la teca, es una de las más utilizadas para el mobiliario de jardín por su alta resistencia y durabilidad.

A pesar de que los muebles de jardín suelen estar fabricados en maderas resistentes, es necesario que tengas en cuenta una serie de cuidados básicos para que se mantengan bonitos en tu jardín o terraza durante más tiempo.

Cuidados para proteger tus muebles de jardín

En primer lugar, debes saber que existen protectores de exterior de muebles de jardín, productos para proteger la madera que no afectan a sus propiedades y que son respetuosos con el medioambiente. Son de fácil aplicación, de secado rápido, resistentes a las condiciones meteorológicas e incluso los encontrarás en diferentes colores, si quieres darle un aire diferente  a tu mobiliario de jardín. También los tienes específicos para la madera de puertas y ventanas.

Para su aplicación suele utilizarse una paletina. No debes utilizar estos productos directamente sobre superficies pintadas o barnizadas pues no deja pasar el producto y no tendría efecto. En ese caso, es recomendable que lijes previamente el mueble. Para la protección de muebles de maderas exóticas es especialmente usado el aceite de teca, muy resistente a las inclemencias meteorológicas externas y que encontrarás también disponible en spray.

También debes proteger tu mobiliario de jardín de hongos e insectos, que puedes tratar con fungicidas e insecticidas específicos. También existen productos específicos de tratamiento cuando la madera está dañada. En cualquier caso, deberás tratarlos antes de que el daño en la madera sea irreparable, por lo que es recomendable que estés alerta.

Otra forma de protección para tus muebles de jardín son las fundas protectoras para mobiliario exterior, que encontrarás disponibles en variedad de materiales y medidas, pudiendo escoger la más adecuada a tus necesidades. Además de proteger tus muebles de las condiciones atmosféricas, los mantendrá protegidos de la suciedad, por lo que te facilitará en gran medida la tarea de limpieza cuando vayas a utilizarlos en la próxima temporada.

El barniz, aunque se suele aplicar a muebles de interior, es muy útil para la madera del mobiliario de jardín ya que deja una película transparente, brillante o mate, muy resistente y que ofrece una gran protección.

En definitiva, sea cual sea la estrategia de protección por la que te decantes, debes tener en cuenta que el producto en cuestión pueda ser utilizado sobre todo tipo de maderas, que no deje olores residuales y sobre todo que no sea perjudicial para el medio ambiente.