Los besos que prefieren las mujeres

por | 30 de junio de 2011

A besar bien se aprende, no es una habilidad con la que se nace y se es bueno o no, se puede aprender y mejorar, como cualquier otra habilidad más. Y, sin duda alguna, es un arte sumamente importante a la hora de encontrar pareja.

Muchos hombres cometen el error de creer que son buenos besadores por naturaleza, aunque no sea del todo cierto. Sin embargo, para muchas mujeres es importante estar con un hombre que bese bien, de no ser así aunque él sea encantador, atractivo y divertido puede que no lo vuelvan a llamar más.

Ciertamente, los besos pueden llegar a transmitir sensaciones fantásticas e inéditas para ambos sexos. No obstante, hay ligeras diferencias sobre la forma cómo hombres y mujeres los perciben.

Para el hombre, el beso es una táctica estratégica para alcanzar el siguiente nivel de acercamiento y una forma de aumentar las probabilidades de intimar con la mujer con la que está. Por este motivo, en las primeras fases de la relación los hombres suelen ser más activos besando. En fases más avanzadas de la relación ellos suelen usarlos más como forma de zanjar y resolver conflictos, aunque también en las relaciones sentimentales de larga duración el beso se utiliza como un indicador que evalúa el grado de complicidad y unión con la pareja y como una forma de conservar la conexión existente.

Algunas investigaciones revelan que ellos no son tan selectivos a la hora de elegir a quién besar y con quién irse a la cama y que les atribuyen menor importancia a medida que la relación continúa.

Por el contrario para muchas mujeres el acto de besar bien es un requisito fundamental para buscar pareja. Según investigaciones realizadas, un 20% de las mujeres estarían dispuestas a salir con hombres que fueran buenos besadores aunque no fueran tan atractivos. Aunque estos datos no se pueden generalizar con facilidad, sí que nos dan una ligera idea de algunas diferencias existentes entre hombres y mujeres a la hora de valorar la importancia de un buen beso.

Así pues, mientras que los hombres suelen utilizar los besos como una forma de inducir mayor excitación sexual en la mujer. Las mujeres los conciben más como una forma de evaluar a su pareja potencial.

Las mujeres suelen desear mayor cantidad de besos antes, durante y después de hacer el amor con su pareja y, además, muchas cierran los ojos durante el acto de besar para centrarse exclusivamente en las sensaciones que están recibiendo en ese momento.

Otra diferencia estriba en qué suelen fijarse ambos sexos a la hora de decidir con quién besarse. Así mientras que los hombres, por lo general, valoran más que los rasgos faciales de la mujer con la que están les resulten atractivos, las mujeres tienden a fijarse más en los dientes de él.

Ellas mencionan los siguientes factores como de suma importancia para que un beso se convierte en un beso excelente:

  • El olor corporal de él.
  • La cantidad y calidad de las caricias que reciben durante el beso.
  • Que su pareja emita ruidos y ligeros gemidos de placer durante el beso.

Estos aspectos te pueden ser útiles para la siguiente ocasión que decidas besar a una mujer. Puede que te ayuden a mejorar la calidad e intensidad de tus besos y lograr que ella se fije más en ti.

Te ofrecemos consejos, artículos e información sobre cómo buscar pareja en internet con éxito.