La educación presencial tiene sus encantos

por | 10 de noviembre de 2010

Es cierto que nos encontramos en la era virtual en donde la educación se hace más fácil y permite una difusión permanente, para que no exista ninguna excusa de estar desactualizados. Pero quien se puede perder la oportunidad de los Vuelos Londres o los Vuelos ultima hora Madrid, para estudiar presencialmente en las Universidades más afamadas y de reconocida trayectoria en todo el mundo. Recibir el título y certificación de un MBA en España o Gran Bretaña te dará seguramente las herramientas para destacarte en tu labor profesional, sea como empleado o emprendedor.

La educación presencial tiene sus encantos, como el poder relacionarte en forma directa y cara a cara, con los profesores y estudiantes, identificar sus expresiones, percibir las sensaciones, salir en los descansos a pasear por las calles a tomarse un café o té, luego reunirse en alguna casa o apartamento para estudiar y realizar el respectivo proyecto, salir a bailar y entretenerse placidamente, todo un cúmulo de emociones y sensaciones que solo lo permite cuando estás presente en el lugar y con los protagonistas.

Las ventajas de facilidad y comodidad que te ofrecen la educación virtual, son suplidas con creces con el impacto y atractivo de la educación presencial. Hacer parte de un salón con proyecciones multimedia, en donde un conferencista experto en su campo expone las claves de su éxito, poder en el instante levantar la mano para hacer una reflexión y pregunta, luego recibir la retroalimentación de primera mano, complementar el conocimiento con los aportes de los compañeros de salón, son algunas características especiales de hacer parte del salón de clases.

Es cierto que la virtualidad es un complemento perfecto, y que hasta los vuelos virtuales se pueden simular con gran exactitud, pero las experiencia y vivencias se engrandecen cuando viajamos a los lugares en donde se están presentando los hechos y escribiendo las historias, para no quedarnos como simples lectores de lo que nos cuentan otros, sino poder ser protagonistas de nuestro propio libro. No te dejes deslumbrar y viaja directamente a Madrid y Londres, para que estudies con propiedad y te desarrolles integralmente. La mente requiere un poco de emociones, y el físico debe ser partícipe y no un simple espectador.