Insomnio en los colchones

por | 4 de noviembre de 2010

El insomnio es la imposibilidad de conciliar o mantener el sueño, una sensación de descanso poco reparadora; es de las enfermedades del sueño más comunes y más padecidas, la recuperación mental y física necesaria para llevar a cabo las actividades cotidianas del día no es suficiente, no interesa la cantidad de horas que durmamos sino la calidad de las mismas.

Los diferentes tipos de insomnio se categorizan según en el momento del sueño que sucedan: de conciliación: las dificultades se presentan a la hora de conciliar el sueño, nos cuesta mucho dormirnos; de mantenimiento: nos resulta fácil dormirnos, pero mantener el sueño estable durante la noche es difícil (nos despertamos frecuentemente en el transcurso de la misma); terminal: no existen dificultades a la hora de dormir pero nos despertamos en la noche y una vez despiertos ya no podemos volver a dormir.

Las causas que producen el insomnio, algunas son identificables como controlables y otras no tanto:

– causas del tipo primario: cuando su origen es un evento transitorio generado por un estrés agudo, sean éstos problemas familiares, personales, de trabajo.

– causas del orden psiquiátrico: cuando tenemos algún tipo de desorden emocional como la depresión, la manía, la aceleración, etc.

– causas de sustancias secundarias: excesos o adicciones, , cafeína, té, alcohol bebidas colas, drogas , etc.

– causas del tipo orgánico: algún tipo de enfermedad que nos produce dificultad para dormir, artritis, úlcera gástrica, etc. Enfermedades externas al sueño pero que lo involucran de todas maneras.

– por movimientos involuntarios de las piernas, sobre todo presente en las personas de edad avanzada. Éstos son movimientos incontrolados y repetitivos de las piernas, de los cuales la persona no es consciente y perturban la profundidad del sueño.

– causas de respiración: la persona deja de respirar transitoriamente  y se despierta, causando un despertar agotador; la persona no es consciente del trastorno respiratorio y por ello niega los despertares nocturnos.

Lo primero a realizar es identificar el tipo de insomnio y la causa que éste lo genera, una vez identificado o no consulte con su médico de confianza. Aquí dejaremos algunas consideraciones para poder descansar placenteramente a la hora de recostarnos en nuestros colchones:

– No recostarse hasta que se tenga sueño realmente.

– Establecer horarios, tanto para acostarse como para levantarse, ser lo más estrictos posible con ellos.

– Evitar hacer siestas mayores de 20 minutos.

– Dormir lo necesario, no abusar ni mezquinar las horas de sueño.

– Ciertos medicamentos pueden alterar la calidad del sueño, consulte con su médico si está bajo algún tipo de tratamiento.

– Utilizar la cama únicamente para dormir (evitar comer, tv, radio, etc.)

– No acostarse con hambre o con sed, como tampoco comer o beber y acostarse.

– Los sonidos externos a la habitación, la oscuridad y la temperatura de la habitación deben de ser adecuados para conciliar el sueño.

– Evitar consumir café, té, bebidas colas, alcohol.

– No fumar antes de acostarse.

AbsoluteBeds.com – Venta online de colchones baratos en toda España.