Historia de las pérgolas de jardín y exteriores

por | 31 de mayo de 2011

Las pérgolas son estructuras arquitectónicas con cientos de años de historia. Se usan para dar sombra a un lugar y su construcción es muy sencilla. Con cuatro pilares y pocas vigas se consigue la base, que se completa con viñedos para crear el techo, aunque este techo se usaba más en pérgolas antiguas o pérgolas de tipo natural. Ahora se cierran con telas o plásticos.

Las pérgolas se usaban en Egipto hace miles de años, aunque lo que nosotros conocemos como pérgola es la que se ve en la Italia del siglo XV. Es una estructura que ha evolucionado mucho con el paso de los años y que ha ido ganando peso y valor en las construcciones modernas.

En espacios abiertos se usa en piscinas o en cualquier parte del jardín, y también como unión de dos edificios, creando un espacio ventilado y sombreado.

El enrejado superior de las pérgolas antes se usaba para que creciesen viñedos, plantas enredaderas o limoneros.

Las pérgolas actuales se fabrican y venden por empresas especializadas, que las ofrecen en varios tamaños y materiales. Existen sistemas de pérgolas que se montan de forma rápida y en pocos pasos, o pérgolas hechas a medida para abarcar espacios determinados de casas o jardines.