DIETA, siempre complementada

por | 22 de abril de 2009

Una vez demostrado que las dietas hiperproteicas son las que mejor se llevan con la piel, ya que previenen la flacidez corporal y no restan un ápice de energía, te proponemos uno de los métodos de adelgazamiento de más éxito de la actualidad. Avalado por la Sociedad Española de Medicina General y por la de Ginecología y Obstetricia, el método PronoKal se perfila como uno de los más populares de la temporada para reducir la talla. Está basado en la Dieta Proteinada, se realiza en contacto directo con dietistas-nutricionistas y está desarrollada por y para médicos, que son los únicos que pueden prescribirlo después de realizar al paciente las pruebas médicas y analíticas pertinentes. Sólo después comienza la relación directa con la dietista-nutricionista, que supervisara la evolución y ofrecerá apoyo al paciente.
Con receta. Para acceder a los productos PronoKal es precisa una autorización sellada por el médico prescriptor. Bebidas calientes, gachas, bebidas frías, batidos, sopas, cremas, pasteles, galletas, pasta y hasta tortillas y crepes de diferentes sabores, además de complementos alimenticios, que se deben combinar con la alimentación más sana.
Proteínas, si, pero biológicas. El método PronoKal se basa en el aporte de proteínas de alto valor biológico que ayudan a mantener la masa magra y destaca por la restricción casi total de los azucares y grasas.
Una dieta en etapas. El seguimiento de la dieta se divide en tres etapas. La primera es la que se conoce como “Etapa activa”, es la más estricta pero también la más motivadora, ya que se produce la pérdida del 80% del peso total a eliminar. Para lograrlo, los productos PronoKal se convierten en los protagonistas de la dieta. Mientras dura esta periodo hay que recurrir a complementos de sal, potasio, magnesio, calcio, vitaminas y minerales. La segunda es la que se conoce como “Etapa de reeducación alimentaria”, sólo se inicia cuando se ha perdido el 80% del peso recomendado por el médico y consta de distintas fases en las que se van reintroduciendo las distintas familias de alimentos: frutas, pan, féculas y grasas. La última, la “Etapa de mantenimiento”. Se inicia únicamente cuando se ha obtenido el peso objetivo y se debe prolongar durante un periodo de dos años durante los cuales se realiza un seguimiento del paciente. El objetivo de esta etapa es asegurar que el individuo ha asumido la reeducación alimentaria y que es capaz de mantener el peso logrado.
Los puntos fuertes. Sin duda alguna, la reducción de volumen, de tejido adiposo y de la masa grasa. Además, queda asegurada la protección de la masa muscular mediante el aporte de proteínas de alto valor biológico y se nota claramente una disminución de la sensación de hambre a partir del tercer día de iniciar la dieta.
Para seguir este plan, puedes acudir a los centros PronoKal o solicitar información a través del Call Center (901 10 02 62) o de la pagina web http://www.pronokal.com