Consejos sobre la liposucción

por | 29 de diciembre de 2010

La liposucción es uno de los procedimientos estéticos más conocidos dentro de la cirugía plástica; sin embargo, tiene ciertos riesgos que debemos tomar en cuenta para evitar caer en las manos de charlatanes y poner en riesgo nuestra vida.

Conocida también como lipoplastia, es una intervención usada para extraer los excesos de grasa en el cuerpo y se recomienda para eliminar la grasa de las zonas que no son fáciles de reducir mediante dieta o ejercicios.

Las precauciones que debes tomar antes de someterte a una liposucción son:

• Elegir cuidadosamente la clínica y el cirujano plástico adecuados. Verifica la trayectoria del médico y su experiencia en liposucción. ¡Cuídate de timadores o podrías quedarte en la plancha!

• Infórmate detalladamente de la operación. Pregunta al cirujano hasta lo más mínimo, ya que esto podría salvar tu vida y darte una apariencia mejor.

• Conoce los límites de este tipo de procedimientos. Tal vez la liposucción te quite grasa, pero puede que no te ayude a tener la figura ideal.

• Debes saber que la liposucción NO cura la obesidad y que no te exenta de volver a engordar.

Tipos de liposucción

Existen varios tipos de liposucción:

• Liposucción tumescente. Aunque es la más común, suele tomar más tiempo. Implica la inyección de un líquido especial en las zonas a tratar (mezcla de lidocaína, epinefrina y solución salina intravenosa) para extraer la grasa más fácilmente.

• Liposucción superhúmeda. Demora menos tiempo que al anterior y se introduce menos líquido. Requiere anestesia general o sedantes para dormir.

• Liposucción asistida por ultrasonido. Se utilizan altas vibraciones de sonido para licuar la grasa y después aspirarla. Puede usarse en combinación con la liposucción tumescente.

Después de la operación

Es probable que después de la cirugía tengas dolor, hinchazón, moretones y entumecimiento. Aunque esto se puede aliviar con medicamentos.

Al cabo de una o dos semanas el paciente está listo para retomar sus actividades normales.

Cuidados en casa

• No te quites el vendaje. Deja que el cirujano lo quite
• Camina tan pronto como te sea posible para evitar la formación de coágulos en las piernas
• Evita los ejercicios fuertes antes de un mes después de la cirugía
• Ejercítate y cuida tu alimentación para mantener tu forma

Con información de: mistipsdebelleza.blogspot.com