Claves para la decoración de la cocina

por | 27 de junio de 2011

La decoración de la cocina dependerá grandemente del tamaño de la misma. A pesar de contar con superficies pequeñas, deberemos tratar de lograr un espacio agradable a la vista, cómodo y fundamentalmente seguro para trabajar al cocinar. Para obtener este efecto existen algunos trucos que podemos emplear, que nos ayudarán a lograr una mejor imagen y una sensación de espacio, a pesar de que contemos con una cocina pequeña.

Los colores que seleccionaremos deberán ser claros. Hace ya tiempo que se sabe que no es necesario emplear el blanco exclusivamente en la decoración de la cocina. Un exceso de este color dará una imagen impersonal y falta de calidez. La idea es trabajar con una paleta de colores pastel cálidos, como el ocre, el beige, el color manteca, el rosa suave y el amarillo patito. Una combinación adecuada de estos colores dará una impresión de luminosidad, limpieza, calidez y espacio.

Existen muchas soluciones alternativas cuando las paredes de la cocina están revestidas de un color que no nos agrada, como el empleo de paneles o placas de sencilla colocación, completamente a prueba de agua. Se trata de paneles de colocación en seco, sumamente resistentes a la humedad típica de la cocina y al calor, aunque deberá evitarse colocarlos en lugares de exposición directa al fuego. Estos paneles pueden dar nueva vida a una cocina que necesita ser renovada desde hace largo tiempo.

La elección de los muebles de la cocina deberá tender a la practicidad, siendo deseable en cocinas pequeñas emplear diseños de puertas de estantes planos y sencillos, evitando diseños o colores demasiado pesados que acrecienten la sensación de encierro. Uno de los detalles que más contribuyen a empequeñecer una cocina es el exceso de elementos a la vista. Si nuestra cocina es pequeña, deberemos deshacernos de aquellos ítems que no sean estrictamente necesarios, y buscar un lugar donde guardar fuera de la vista aquellos utensilios de uso cotidiano.

Para la ubicación de las ollas y sartenes más grandes, siempre es una buena idea recurrir a estantes con ganchos que nos permitan ubicarlos en un espacio donde no molesten de forma prolija y vistosa. En caso de colocar cajoneras, sería ideal hacerlo pensando en cajones bastante profundos, como para que puedan albergar ollas y recipientes de tamaño mediano. La decoración de la cocina no tiene por qué ser motivo de un gasto excesivo de dinero, pues con ideas prácticas y que responden a nuestras necesidades puntuales podremos lograr resultados increíbles.