Casas prefabricadas: ventajas, costes y permisos

por | 28 de septiembre de 2015

Los procesos de construcción se encuentran en constante desarrollo, mejorando los procesos y reduciendo costes asociados. Las casas modulares han experimentado un crecimiento espectacular en la última década, siendo ya una realidad en los países mediterráneos. Actualmente se estima que el 30-35 % de las nuevas obras se están llevando a cabo con este sistema.

El concepto que tenemos sobre su rigidez, durabilidad y resistencia es totalmente erróneo, pues creemos que una simple ola de viento acabará con sus cimientos. Son infinidad los estudios que desmienten estos dogmas y prejuicios y les confieren unas propiedades mucho mejores que la construcción convencional. El sistema es capaz de soportar todo tipo de inclemencias metereológicas (huracanes, terremotos…)

Las casas prefabricadas son edificaciones con una vida útil igual o superior a la de una construcción convencional.

El precio y los tiempos de ejecución se ven reducidos enormemente debido a varios factores: ensamblaje de módulos, facilidad de montaje, poco impacto ambiental y disminución de residuos

Pero los puntos a favor no acaban aquí: los materiales utilizados ofrecen un aislamento térmico que se traduce en un ahorro energético importante tanto en invierno (calefacción) como en verano (aire acondicionado).

En cuanto a distribuciones, las posibilidades no tienen límites. Existen estudios de arquitectura especializados en este método constructivo que asesorarán al cliente hasta conseguir y plasmar la idea requerida. Además, las empresas suelen disponer de un personal comercial totalmente cualificado encargado de resolver las dudas que puedan surgir antes, durante y tras la ejecución de la obra.

Los permisos, proyectos y visados no difieren de los de una obra tradicional.

Si has pensado construir tu sueño valora esta opción.