Ventajas de la cirugía de aumento mamario

por | 30 de noviembre de 2010

Tras periodos de lactancia así como por el paso del tiempo, las mamas se ven afectadas en su forma y levantamiento; uno de los procedimientos para atenuar estas circunstancias es la cirugía de aumento mamario. Las prótesis pueden devolverle a los senos el aspecto original.

También conocido como mamoplastia de aumento, la cirugía de aumento de senos es un procedimiento que se lleva a cabo de la siguiente manera:

1)      La paciente debe ser valorada por un médico profesional para saber si es candidata a este tipo de cirugía plástica y decidir qué tipo de implantes son los más adecuados para su cuerpo.

2)      Ya elegidos los implantes adecuados, se procede a fijar la fecha de la cirugía. Normalmente la incisión se realiza debajo de la axila o en el pliegue submamario.  La herida tendrá una longitud de cuatro centímetros.

3)      Por medio de dicha incisión el cirujano crea una especie de bolsa en la que se pone el implante, debajo del tejido mamario o bajo el músculo pectoral. Esta última manera es un poco más dolorosa, pero luce más natural.

4)      Por último se insertan los tubos de drenaje, se suturan las incisiones y se coloca un vendaje que debe ser retirado a los pocos días.

La cirugía de aumento mamario es un procedimiento ambulatorio  que puede durar  de 1 a 2 horas.

Para que seas candidata a la cirugía de aumento mamario debes tener un busto con tamaño desigual, inconsistente o con falta de firmeza.

Las prótesis de aumento mamario

Para realizar la cirugía de aumento mamario normalmente se usan prótesis de silicona, ya que este material da una mejor consistencia y un resultado más natural. Además, es el único implante que no tiene el riesgo de romperse. No afecta en gran medida el tacto y la sensibilidad de los pezones naturales.

Otros materiales usados son la solución salina y el hidrogel, que dan una consistencia parecida a la silicona.  

Requisitos para el aumento mamario

  • Debes ir acompañada, para que te ayuden a trasladarte desde la clínica hasta tu hogar.
  • Dejar el hábito de fumar con por lo menos un mes de anticipación antes de la intervención.
  • No consumir productos con vitamina E, aspirinas ni antiinflamatorios. Estos medicamentos pueden causar hemorragias durante la cirugía.
  • Seguir los consejos de los cirujanos plásticos profesionales que te asesorarán en particular.
  • Informar al cirujano si se tiene algún problema médico como presión cardiaca o algún tipo de alergia.
  • Seguir las instrucciones del cirujano antes y después de la operación de senos. Debes aprovechar para preguntar lo que quieras sobre tu cirugía de aumento de senos.

Después del aumento mamario

Inmediatamente después de la cirugía de busto, la paciente es llevada a la sala de recuperación con los senos vendados. Se le suministran analgésicos para combatir el dolor y una vez que haya regresado a su casa se le recomienda guardar reposo durante unos días. Luego podrá regresar a su vida normal e incluso a trabajar; sin embargo tendrá que abstenerse de todo esfuerzo físico durante algunas semanas.

El mejor resultado es que se brinda confianza a las pacientes, quienes ya se podrán poner los modelos de ropa que más les gusten.