Un hotel para los amantes de los vinos finos y la comida gourmet

por | 23 de septiembre de 2010

Cuando uno se decide a tomarse unas merecidas vacaciones, el aspecto de la comida y la bebida disponible en el lugar donde uno se dispone a viajar es un tema al que no todos le dan la importancia debida. No es poco frecuente que el lugar resulte de máximo agrado, y sin embargo, el gusto lugareño en comida y bebida no sea igual que el del turista. En este caso, un factor de tan sencilla resolución como este suele ser causa del fracaso de las vacaciones. Peor es cuando los alimentos y el agua local parecen atentar contra la salud de los visitantes. Tal es el caso de la conocida “Maldición de Moctezuma”, popular malestar estomacal que afecta a los visitantes extranjeros en tierras aztecas. Sin embargo, si la idea es hacer turismo en Mendoza, Argentina, el visitante se llevará agradabilísimas sorpresas en cuanto a comidas y bebidas.

En general, la gastronomía argentina, y en particular la cuyana, es bastante sencilla, y de gran aceptación popular. Muchos de los platillos están basados en el consumo de carne de res, la cual es cocida preferentemente asada, constituyendo los famosos “Asados” argentinos. Muchas culturas han adaptado la costumbre de comer carne de res asada, pero ninguna ha igualado el sabor y la calidad de las carnes argentinas. También es habitual encontrar en las parrillas locales carne de cerdo, chivito o cordero. El secreto es la técnica de cocción empleada por los cocineros argentinos: se trata de cocción al carbón o a la leña, que por lo general demanda varias horas, durante las cuales la carne se desgrasa lentamente, concentrando el sabor, y sellando la capa externa, lo cual le otorga esa textura tan crocante y deliciosa.

Los vegetales también son parte importante de la dieta local. Existen gran cantidad de platillos en base al maíz, o como es conocido popularmente, el choclo. Los guisados locales con porotos, lentejas y toda clase de legumbres y vegetales son exquisitos: locros, carbonadas, pucheros, son la delicia de quien ama las comidas más elaboradas y con gran cantidad de sabores naturales.

Todos estos sabores pueden ser encontrados en el restaurant Las Bodegas, del Executive Hotel, en Mendoza Capital. En este restó, son especialistas en combinar la sabrosa gastronomía argentina con lo mejor de la comida tradicional mediterránea, para quien tiene gustos menos “localistas”, o simplemente, no se atreve a probar platillos no conocidos. Sin embargo, es necesario recomendar fervorosamente los platillos locales en base a ciervo patagónico, cerdo y salmones, que sin duda marcarán un antes y un después en la experiencia gastronómica del turista.

Victor Tejerina
victor_tejerina@yahoo.com

Un hotel para los amantes de los vinos finos y la comida gourmetCuando uno se decide a tomarse unas merecidas vacaciones, el aspecto de la comida y la bebida disponible en el lugar donde uno se dispone a viajar es un tema al que no todos le dan la importancia debida. No es poco frecuente que el lugar resulte de máximo agrado, y sin embargo, el gusto lugareño en comida y bebida no sea igual que el del turista. En este caso, un factor de tan sencilla resolución como este suele ser causa del fracaso de las vacaciones. Peor es cuando los alimentos y el agua local parecen atentar contra la salud de los visitantes. Tal es el caso de la conocida “Maldición de Moctezuma”, popular malestar estomacal que afecta a los visitantes extranjeros en tierras aztecas. Sin embargo, si la idea es hacer turismo en Mendoza, Argentina, el visitante se llevará agradabilísimas sorpresas en cuanto a comidas y bebidas.

En general, la gastronomía argentina, y en particular la cuyana, es bastante sencilla, y de gran aceptación popular. Muchos de los platillos están basados en el consumo de carne de res, la cual es cocida preferentemente asada, constituyendo los famosos “Asados” argentinos. Muchas culturas han adaptado la costumbre de comer carne de res asada, pero ninguna ha igualado el sabor y la calidad de las carnes argentinas. También es habitual encontrar en las parrillas locales carne de cerdo, chivito o cordero. El secreto es la técnica de cocción empleada por los cocineros argentinos: se trata de cocción al carbón o a la leña, que por lo general demanda varias horas, durante las cuales la carne se desgrasa lentamente, concentrando el sabor, y sellando la capa externa, lo cual le otorga esa textura tan crocante y deliciosa.

Los vegetales también son parte importante de la dieta local. Existen gran cantidad de platillos en base al maíz, o como es conocido popularmente, el choclo. Los guisados locales con porotos, lentejas y toda clase de legumbres y vegetales son exquisitos: locros, carbonadas, pucheros, son la delicia de quien ama las comidas más elaboradas y con gran cantidad de sabores naturales.

Todos estos sabores pueden ser encontrados en el restaurant Las Bodegas, del Executive Hotel, en Mendoza Capital. En este restó, son especialistas en combinar la sabrosa gastronomía argentina con lo mejor de la comida tradicional mediterránea, para quien tiene gustos menos “localistas”, o simplemente, no se atreve a probar platillos no conocidos. Sin embargo, es necesario recomendar fervorosamente los platillos locales en base a ciervo patagónico, cerdo y salmones, que sin duda marcarán un antes y un después en la experiencia gastronómica del turista.

Victor Tejerina
victor_tejerina@yahoo.com