Todos los principales fabricantes cuentan ya con una apuesta seria de vehículos todoterreno

por | 18 de noviembre de 2010

En los últimos diez años los coches todoterreno han tenido una demanda creciente y hoy en día todos los fabricantes de vehículos son consciente de ello. Marcas que tradicionalmente contruían berlinas y utilitarios, como Ford o Peugeot, ofrecen hoy sugerentes modelos como el Ford Kuga o el Peugeot 4007.

Lo curioso de todo esto es que no sólo la demanda de los coches todoterreno ha cambiado en estos últimos años, también ha cambiado la percepción de los mismos. Cinco años atrás, los modelos más conocidos y destacados eran el Porsche Cayenne, el Volkswagen Touareg o el BMW X5. Todos ellos modelos de alta gama, de lujo, con precios a la altura de las berlinas más exiquisitas. En la actualidad, los SUVs (Sport Utility Vehicle) o lo que es lo mismo, los vehículos todoterreno ligeros, han invadido el mercado y captan la atención de los compradores. Tienen un tamaño medio que los hace ideales para ciudad o carretera. Son espaciosos, lo que los convierte en un sustituto a los coches familiares muy sugerente. Y lo más importante, su precio; por ejemplo, el Nissan Qashqai está disponible a partir de 19.000 euros, el Renault Koleos desde 20.800.

La gran variedad de modelos todoterreno y SUVs de la que se dispone actualmente ha provocado una competencia favorecedora para el comprador. El mercado de todoterrenos de segunda mano ha sufrido de forma paralela un aumento de la demanda reforzado por la crísis économica y la necesidad de los hogares de disponer de coches de segunda mano baratos.