Tips para rentar una oficina

por | 3 de enero de 2011

Sencillos consejos para elegir la oficina adecuada a las necesidades de tu negocio.

Cuando se trata de encontrar un espacio adecuado para tu negocio, debes tomar en cuenta las características del servicio que prestas pero además debes fijarte muy bien en lo que ofrece el mercado de renta de oficinas para que tu búsqueda de excelentes frutos.
Antes de optar por una opción en particular, toma en cuenta el valor de tu negocio y lo que te ofrece el arrendador. ¿Hay una buena ubicación? ¿Cómo son las condiciones físicas de la oficina que quieres rentar? ¿Necesitas mucho o poco espacio? ¿Hay que pintar, arreglar, etc.?

Cuestiones como la ubicación, el desarrollo de la zona y hasta las construcciones vecinas o los alrededores aumentan o disminuyen el costo de los inmuebles. Piensa en qué tipo de zona es: ¿accesible? ¿tus clientes irían a visitarte? ¿vale la pena lo que pagarías?
Elegir una buena oficina para rentar, sobre todo si estás en la etapa del emprendimiento, no es una tarea fácil, pues tienes que revisar también la situación jurídica del arrendador, eso te dará cierta seguridad de saber con quién tratarás y de asegurarte que no haya ningún ilícito de por medio, de lo contario puedes correr el riesgo de que se dañe la reputación de tu negocio.
Entre los factores que determinan la rápida renta de una oficina está el precio, la forma de pago, las condiciones del edificio o casa, según sea el caso, la zona donde se ubique, si es de fácil acceso y, primordialmente, la actitud del arrendador. Fíjate muy bien en que el propietario tenga una buena actitud y que responda a tus preguntas sin evadirte.
También es necesario que tomes en cuenta los gastos derivados de la operación de tu negocio, así tendrás presupuestos más definidos y evitarás contratiempos que te lleven al incumplimiento de los pagos.
Un punto importante es que el edificio donde vas a rentar tu oficina, esté protegido por un seguro que ampare en caso de daños por desastres naturales, por ejemplo. Esto te dará una garantía de la seguridad del inmueble y de cuánto se preocupan sus dueños por conservarlo en buen estado.
Debes considerar también el papeleo que hay que hacer para la renta de una oficina, así que procura tener todos tus documentos en regla para que no haya ningún problema que obstaculice la puesta en marcha de tu negocio.
Respecto al contrato para la renta de tu oficina, es necesario que entiendas bien las cláusulas, condiciones y requisitos de la renta, principalmente porque el contrato debe ampararte tanto a ti como al arrendador.
Finalmente, debes tomar en cuenta la demanda y la oferta del mercado local, ya que ello determinará las bases de la negociación.