Tipos de calderas para tu hogar

por | 9 de octubre de 2018

Las calderas son un recipiente metálico, cerrado, destinado a producir vapor o calentar agua, mediante la acción del calor a una temperatura superior a la del ambiente y presión mayor que la atmosférica. A la combinación de una de ella y un sobre calentador se le conoce como generador de vapor.

El principio básico de funcionamiento de las calderas consiste en una cámara donde se produce la combustión, con la ayuda del aire comburente y a través de una superficie de intercambio se realiza la transferencia de calor.

También  se le denomina así al elemento en el que el calor que se produce al quemar un combustible, se transmite posteriormente al agua que circula por su interior y que luego, una vez caliente, pasa hacia el circuito de radiadores, de suelo radiante, etc.

Conoce ¿cuáles son los tipos de calderas que hay en el mercado?

La diferencia entre los tipos de calderas se basa, principalmente, en la manera en la que entra el aire necesario para la combustión, y la salida de gases al exterior. Tanto si son a gas natural, a gas propano, o de gasoil.

  1. Atmosféricas. Son las más simples y antiguas. Estas cogen el oxígeno para la combustión de la misma habitación donde están, y lo lanzan al exterior. Se ven influenciadas por las condiciones atmosféricas: viento, lluvia… Desde el 2010 se pueden mantener, pero no instalar.
  2. Estancas. Son aquellas que realizan la combustión en una cámara cerrada herméticamente, y la evacuación mediante ventilador. Son más seguras y eficientes. Las condiciones atmosféricas, prácticamente, no afectan a su correcto funcionamiento.
  3. De baja emisión de NOx. Casi igual que las estancas, pero gastan menos combustible, y expulsan humos menos contaminantes.
  4. De condensación. Aumentan el rendimiento de las calderas gracias a la recuperación del calor de condensación de los gases de combustión. El gas se quema a menor temperatura, con mayor aprovechamiento energético del calor. Son insuperables en rendimiento. Además de expulsar humos de bajo NOx. Por eso, se suelen conceder subvenciones por la sustitución de una antigua, por una de condensación.
  5. Simples. Estas solamente alimentan un circuito de calefacción.
  6. Mixtas. Estas tienen una doble función ya que cuentan con dos circuitos, uno para calefacción y otro para agua caliente sanitaria.
  7. Con microacumulación o acumulación: disponen de un pequeño depósito para agua ya precalentada. Y en este caso desde que abrimos el grifo de manera inmediata sale agua caliente.

Fuente: calderas gas barcelonacalderas tarragona