Tatuajes y su eliminación

por | 13 de enero de 2011

Hace muchos años, para eliminar un tatuaje, se utilizaba la cirugía para extirpar esa parte de la piel tatuada y los resultados que se obtenían no eran demasiado satisfactorios, pues solía quedar una gran cicatriz y en muchos otros casos era necesario realizar injertos de piel para que la cicatriz fuese menor.

Hoy en día para eliminar un tatuaje se utilizan técnicas mucho más sofisticadas, como el láser, que obtiene unos resultados excelentes y sin dañar tu piel. Además, esta técnica no deja marcas, y su recuperación es muy satisfatoria.

La técnica láser de eliminación de tatuajes es muy simple. El láser lo que hace es descomponer la tinta y ésta se elimina de forma natural a través de vías como el sudor, orina … No hace falta ningún tipo de anestésico local, pues el tratamiento es indoloro.

Eso sí, el precio de la eliminación de tatuajes es algo elevado, pues la maquinaria utilizada es muy avanzada y costosa, por lo que deberás pensar que si de verdad quieres quitar ese tatuaje, tendrás que estar unos cuantos meses ahorrando.

Existen clínicas estéticas que financian este tratamiento con empresas externas, lo cual hace que puedas pagarlo en plazos acordes a tu bolsillo.

Normalmente, para una total eliminación, se necesitan varias sesiones, aunque lo que más influye en esto es el tamaño del tatuaje. Para uno pequeño en 2 o 3 sesiones será bastante, pero para los tatuajes de mayor tamaño, vas a necesitas 10 o incluso 15 sesiones. También otros factores pueden hacer que las sesiones tengan que alargarse, como por ejemplo si tu piel es demasiado oscura o negra. Estas pieles son más difíciles de tratar que las pieles más blancas, siendo un factor importante durante el tratamiento.

La recuperación es buena, pues no es un tratamiento demasiado agresivo. Deberás llevar algunos cuidados, como ponerte alguna crema que te receten, o cuidados a la hora de tomar el sol, pero por lo demás, podrás llevar una vida totalmente normal, volviendo al trabajo sin necesidad de tomar una baja médica y sin mayores problemas.

Así pues, la eliminación de tatuajes es algo que hoy en día es muy común y que puede obtener unos resultados satisfactorios si de verdad te pones en manos de un profesional que tenga experiencia en este campo.