Riesgos de la abdominoplastia

por | 9 de enero de 2011

La cirugía de abdomen puede ser una solución para quienes quieren olvidarse de la flacidez, pero tiene ciertos riesgos.

Con los embarazos y el aumento de peso, la piel del abdomen va haciéndose más y más flácida, lo cual es una verdadera molestia para casi todas las mujeres, e incluso para los hombres que a través de los años han desarrollado problemas de peso y que han quedado con exceso de piel en el abdomen.

Para tratar este problema existen muchos remedios caseros y productos de belleza, sin embargo, pocos de ellos son efectivos así que para quien quiere salir de esta situación no queda más que recurrir a la abdominoplastia o cirugía de abdomen, que además resulta ser una alternativa para remodelar la figura rápida y efectivamente.

A pesar de ello, si estás pensado en hacerte una abdominoplastia recuerda que debes considerar ciertos riesgos para tu salud, ya que, según los médicos es muy dolorosa y puede llegar a ser peligrosa al igual que la liposucción.

Para empezar, durante la intervención corres el riesgo de embolias y trombosis, luego debes fajarte por más de un mes y, al final, es posible que te quede una cicatriz visible. Además de ello debes tomar en cuenta las reacciones a la anestesia, la neumonía por aspiración, la pérdida excesiva de sangre, los coágulos de sangre, la curación lenta de la herida, la exposición a infecciones y las reacciones adversas a los medicamentos.

También toma en cuenta que si fumas tendrás mayores riesgos a la hora de la operación, así que si va a someterte a una cirugía plástica de abdomen más vale que dejes de fumar por lo menos dos semanas antes del procedimiento o si puedes antes. Si no dejas de fumar antes de este tiempo la cicatrización de la herida será muy difícil y tardada.

Para asegurarte de que la cicatrización no se retarde, no comiences a fumar sino hasta después de dos semanas de la cirugía.

Otras de las complicaciones de la cirugía plástica de abdomen derivan de una dieta demasiado estricta o bien de la excesiva exposición al sol de la zona abdominal, pues en ambas situaciones puede dificultarse la cicatrización del cuerpo.

Reducción de las complicaciones en la cirugía de abdomen

Para que una cirugía de abdomen sea un procedimiento seguro, la clínica de cirugía plástica a la que acudas debe contar con pautas de preparación para una cirugía estética de abdomen, instrumental, instalaciones y medidas para enfrentar complicaciones en las cirugías. Además, debes seguir cuidadosamente las instrucciones pre y postoperatorias del cirujano plástico encargado de tu caso.

En cuanto a la recuperación de una cirugía plástica de abdomen, cabe decir que será más rápida y menos dolorosa si tu cuerpo está cansado y alimentado antes de la cirugía. Así que en las semanas de preparación para la cirugía, asegúrate de alimentarte con una dieta saludable y equilibrada y no olvides dormir mucho.

Muchas de las complicaciones de la cirugía plástica de abdomen suelen evitarse si sigues al pie de la letra las instrucciones del cirujano plástico, pero además si la operación es realizada por profesionales en el ramo, que cuenten con instalaciones y equipo adecuado en caso de una emergencia.

Antes de tomar una decisión consulta a un buen médico, que sea de confianza y profesional, él te explicará la situación, los pormenores y los riesgos que puedan presentarse en tu caso particular.