Prepárate para tu mudanza con la renta de una minibodega

por | 25 de enero de 2011

Las bondades de las minibodegas

El proceso de mudanza es un tiempo en el que la familia se hace ilusiones sobre su próxima vivienda y su futuro en ella. Sin embargo, también puede ser una situación desagradable debido a la falta de planeación y a la contratación de compañías poco convenientes que más que ayudar entorpecen el transporte.

Una solución para este problema es buscar empresas que te ofrezcan garantías y cuyo servicio sea de calidad. ¿Cómo saberlo? Puedes hacer una búsqueda en Internet para encontrar diferentes compañías de fletes y mudanzas, las cuales tal vez puedan ofrecerte el servicio de renta de minibodegas portátiles, lo que te beneficiará mucho.

En una minibodega portátil podrás almacenar tus pertenencias por el tiempo que quieras, si es que no tienes espacio suficiente en tu nueva casa. Además podrás usarla para almacenar utensilios, motos, lanchas, o bien, si tienes un negocio y no cuentas con espacio para almacenar tu mercancía en tu nuevo domicilio, puedes guardarla en la minibodega.

Las minibodegas portátiles también puedes usarlas para guardar tu auto, tus artículos deportivos y utensilios de jardinería, así como juguetes. Así tendrás más tiempo para descargar tus cosas y planear dónde las vas a poner o si vas a construir más espacios para colocarlas dentro de tu nuevo domicilio.

¿Cómo elegir una buena compañía de mudanzas y minibodegas portátiles?

1)      Puedes buscar en Internet las páginas de varias compañías de fletes y mudanzas, que además te ofrezcan el plus de la renta de minibodegas. Compara el servicio, su cobertura y las garantías que ofrecen.

2)      Especifica claramente qué es lo que quieres, hasta dónde te vas a mudar y si necesitas del servicio de renta de  minibodegas aún después de que hayas llegado a tu destino.

3)      Fíjate muy bien en los precios y no estaría mal que echaras un ojo a las oficinas de la compañía.

4)      Verifica la reputación de la compañía. En este rubro tal vez te sea útil visitar la página de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).