Por qué buscar hoteles en Islas Canarias

por | 7 de abril de 2011

Las Islas Canarias, situadas cerca de las costas de África, sobre el océano Atlántico, constituyen una enorme reserva natural, donde se ha buscado preservar la extensa diversidad de la flora y la fauna local. Formadas a partir de erupciones volcánicas, no cabe duda de que su geografía dista de ser plana, constituyendo los volcanes un motivo más para reservar hoteles en las Islas Canarias y disfrutar de un paisaje que es verdaderamente único en el mundo.

El archipiélago canario se compone de siete mayores y varias islas e islotes más pequeños. Las costas canarias son irregulares, marcadas por bahías, arrecifes, y otros accidentes geográficos. La isla principal es Tenerife, donde el contraste de su geografía se hace notorio, alternando sitios que nos recuerdan a la geografía de la luna, con verdes planicies y sectores ampliamente cultivados.

Tenerife ofrece una amplia paleta de posibilidades para el turista, tanto para quienes aman los deportes de aventura, como para quienes disfrutan de paseos al aire libre, la playa y el mar. Recorrer la geografía de Tenerife en parapente es una forma maravillosa de apreciar a vuelo de pájaro la fantástica biodiversidad que este lugar ofrece. También es posible realizar windsurf, buceo, y escaladas. Quienes aman el senderismo, y las travesías en bicicleta o a caballo encontrarán en Tenerife el lugar ideal para dar rienda suelta a sus deseos aventureros.

Un punto domina la geografía de Tenerife, y es el Teide, un volcán de unos 3700 m de altura, cuya altura real podría extenderse a más de los 7000 m pues, gran parte de este macizo está sumergido en el lecho marino. El Teide es la tierra emergida más alta del Océano Atlántico. Además, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, y toda la zona se ha convertido en un Parque Nacional. Las fumarolas que el cráter del Teide deja salir de vez en cuando nos recuerdan que se trata de un gigante dormido, pues es un volcán aún en actividad.

No en vano el Parque Nacional del Teide es el parque nacional más visitado de España. Grandes esfuerzos están siendo llevados a cabo para rescatar y preservar el delicado ecosistema de esta región, ya que la intervención humana hace sentir su efecto, aunque no necesariamente en forma de destrucción, sino con la simple introducción de plantas no autóctonas.