Planificación de un viaje a Nueva York

por | 16 de septiembre de 2011

A pesar de la reputación familiar que tiene Nueva York y su gran e imponente personalidad, todavía tiene un calor hogareño que no puede ser capturado por la gran pantalla. Por ello, cualquier turista visitando Manhattan por primera vez quedará encantado.

Ésta ciudad tiene la particularidad de ser lo que uno nunca espera. Para muchos turistas en su primer día es suficiente con recorrerla, disfrutar de sus diversos olores y ambiente, antes de visitar el Museo Americano de Historia Natural, el Museo de Arte Metropolitano, el Museo de Arte Moderno (MOMA) o cualquiera de los otros museos y fascinantes atracciones de Nueva York.

El atractivo de Manhattan es irresistible para la mayoría de los turistas, pero vale la pena resaltar otros encantos de la ciudad. Brooklyn ha sido reconocida recientemente como una de las mejores áreas gastronómicas, con restaurantes que ofrecen precios rasonables, y Queens tiene una diversidad de deliciosa comida étnica impregnada de la atmósfera real de la ciudad, que puede ser difícil de conseguir en las típicas visitas turísticas.

Viaje por ferry a la isla de Ellis y visite el fascinante museo de inmigración, que documenta la historia y afluencia de los habitantes que hoy conforman la mayor parte de la diversa población de la ciudad. Este año la Estatua de la Libertad celebra su aniversario número 125 y se harán una serie de toures y celebraciones para conmemorar el evento. Ésta impresionante y colosal escultura es uno de los más icónicos símbolos del país.

Otorgada como un regalo por parte de Francia para simbolizar la libertad y la amistad entre los dos países, es inimaginable lo impresionante que es estar ante ella.

A partir de Octubre de 2011, la corona de la estatua será cerrada por mantenimiento, pero se podrá entrar al interior, al museo y al pedestal, comprando de forma adelantada las entradas a través de la página web official, o a uno de los tour operadores de Nueva York, donde también podrá comprar los tickets para el ferry.

Para aquellos que no quieran salir de Manhattan, una visita al Empire State Building no puede faltar en su lista de mejores atracciones de Nueva York. El observatorio del piso 86, remodelado recientemente gracias a un proyecto de un costo de $500 millones, le brinda a cualquier visitante la posibilidad de observar la ciudad de Nueva York a través de una vista panorámica de 360 grados y convertir su visita en un momento inolvidable.

El piso número 102 también está abierto para aquellos que compren sus entradas por adelantado, donde podrán tener una idea de la magnificiencia de lo que era hace 40 años el ‘rascacielos’ más alto del mundo. Ésta pieza arquitectónica está abierta los 365 días del año, día y noche (cierra a las 2 am), brindándole la posibilidad de disfrutar un atardecer encantador.

La exhibición ‘Atrévete a soñar’ celebra este año el aniversario número 80 del Empire State Building, exponiendo una serie de documentos históricos, innovación arquitectónica y pionera que se requirió para la construcción del rascacielos.