Para los amantes de locaciones históricas

por | 17 de septiembre de 2010

Una de las facetas más interesantes en cuanto al turismo es la de visitar sitios con una importante historia cultural. El poder pasar un tiempo en una ciudad extraña, sin dudas brinda la posibilidad al visitante de empaparse de la cultura local, su historia y la idiosincrasia de la gente del lugar. Y el turismo en Mendoza ciudad precisamente ofrece esta alternativa. Pocas ciudades de América Latina son tan hermosas y pintorescas como Mendoza. Fundada definitivamente en 1562 (primero lo había sido en 1561), desde los albores de su historia Mendoza estaba destinada a tener una participación destacada en la vida de la República Argentina.

Paso obligado para quien intentara atravesar la monumental cordillera de los Andes, muy pronto Mendoza se convirtió en un punto vital del comercio y las comunicaciones de la época. En la actualidad es la cuarta ciudad más poblada del país, lo que demuestra que no ha perdido esa importancia estratégica. La historia ha dejado importantes marcas en la topografía local. En 1861 la ciudad fue casi totalmente destruida por un feroz terremoto, que obligó a una tercera refundación. Afortunadamente, algunos sitios históricos que datan de la época Colonial –durante la dominación española- pudieron ser conservados, dejando testimonio de la arquitectura de la época, sus usos y costumbres. Justamente, este barrio se denomina Zona Colonial Antigua.

En la Zona Colonial es posible visitar la plaza Pedro del Castillo, que evoca al fundador de la ciudad. En la misma hay una serie de mayólicas que rememoran los principales eventos históricos de la ciudad y carteles que testifican el paso de los ejércitos sanmartinianos durante su memorable epopeya libertadora. Fue en este mismo solar donde el General San Martín declaró a la Virgen del Carmen de Cuyo Patrona Protectora del Ejército de los Andes.

Otro punto de sumo interés de esta zona vieja es el Museo del Área Fundacional. Aquí pueden verse restos arqueológicos del primer Cabildo mendocino, y otros restos antiguos que darán cuenta de hermosas baldosas y mayólicas de la época colonial. También es un excelente lugar para visualizar la evolución histórica de la ciudad, por medio de una serie de maquetas que exponen los sucesivos cambios en la fisonomía de Mendoza.

Una manera de asegurarse todo el apoyo local necesario para llevar adelante exitosamente excursiones y visitas a estos interesantes lugares es alojarse en un hotel en Mendoza que garantice el máximo soporte al turista al momento de planificar sus visitas.

Victor Tejerina
victor_tejerina@yahoo.com