Mobiliario básico para tu primera casa

por | 11 de marzo de 2010

Lo mejor que puedes hacer es afrontar con buenas dosis de optimismo y realismo la decoración de tu primera casa. Empieza por elegir un mobiliario básico, que te sirva en distintas habitaciones y en diferentes etapas de tu vida.

Sofá en esquina

El mueble más importante e imprescindible en todo salón es el sofá. Si tienes poco espacio, elige modelos en esquina, que puedas separar cuando lo necesites o quieras cambiar la distribución del mobiliario. Tienen un diseño en forma de L, se adapta bien a las esquinas sin dejar un espacio vacío, y además crean una zona de estar acogedora.

Librería exenta y con ruedas

Las librerías exentas, tengan o no ruedas, te permiten modificar la distribución del estar cuando quieras. Si con el tiempo necesitas una librería más grande, ésta la puedes llevar a uno de los dormitorios para crear una zona de estudio.

Lámpara de pie

Desde el inicio, hazte con una buena lámpara de pie, que puedes poner junto a una butaca o en una esquina del salón para dar luz ambiente. Con el tiempo, puedes colocarla en tu dormitorio o junto al escritorio.

Mueble con ruedas

Te vendrá bien un mueble auxiliar con ruedas para colocar el televisor o el equipo de sonido; podrás acercarlo cuando te interese y siempre es más cómodo a la hora de conectar los cables, es un mobiliario multifuncional.

Mesa de centro

Dos mesas de centro, en lugar de una, te darán mucho juego. Cuando encuentres el modelo definitivo, estas mesitas tendrán una segunda oportunidad en un dormitorio o en el cuarto de los niños.

Estantería modular

Hay estanterías cuyas baldas son movibles y las puedes adaptar a tus necesidades; tú decides a qué altura colocas las baldas. Es un mobiliario que se caracteriza por su versatilidad, en la zona de trabajo para los archivadores; en la cocina, para el menaje y, además, puedes comprar más baldas.

Sillas plegables

Conviene que tengas asientos extra por si vienen invitados, pero a diario nunca deben ocupar un valioso espacio. La solución son las sillas plegables. Puedes colocarlas detrás de la puerta de la cocina, hay soportes para colgarlas, debajo de la cama, detrás del sofá, etc.

Mesa de caballetes

Siempre te sacará de un apuro, y podrás utilizarla como mesa de comedor, de trabajo, etc.

Sillón-cama

Ahorra espacio con un sillón que se transforme en cama; los modelos tipo futón son cómodos y encajan en una decoración moderna.

Mesa extensible

En una mesa de 90 x 90 cm comen cuatro, ¿y cuándo tengas invitados? Soluciona la cuestión con un modelo extensible.

Hay que tener en cuenta la versatilidad y la funcionalidad a la hora de elegir el mobiliario para tu hogar sin perder sus cualidades decorativas y confortables.