Las camas infantiles tienen que ser seguras

por | 15 de septiembre de 2011

Para todos los padres el crecimiento de sus hijos en sus diferentes etapas es muy importante. Cada una de esas etapas conlleva atenciones especiales y también, por qué no decirlo, preocupaciones. Cuando los niños son muy pequeños estas son aún más comprensibles. Uno de los temas que preocupa a los padres, por ejemplo, es el período en que el pequeño tiene que pasar a una cama, dejando definitivamente su cuna. Los muebles infantiles que existen en el mercado hoy en día, suponen una ayuda para los padres pero también un reto en cuanto a la gran variedad que encuentran frente a sí.

 

En muchas ocasiones el cambio de la cuna a la cama significa también el traslado del pequeño a su propia habitación infantil y para los padres supone entonces considerar mayores aspectos que solamente la compra de la cama más adecuada. Quizás uno de los mayores miedos de todos los padres es la distancia con el pequeño y el peligro de que pueda sucederla algo en su ausencia. Afortunadamente en la actualidad todos los dormitorios infantiles pueden contar con muebles adecuados para los niños que le garantizan a usted su seguridad. Claro está que es necesario que esos muebles sean muebles infantiles porque solamente así usted puede estar 100% seguro que se cumplen con todas las normas de seguridad.

 

Existen varios detalles que le pueden dar a usted una idea de cuándo es el momento para que su hijo deje de usar su cuna y comience a dormir en una cama. La primera y principal es cuando usted nota ya que su cuna no es lo suficientemente grande para el pequeño. Otro claro signo de que ya es hora de abandonar la cuna es cuando el pecho del niño concuerda con la parte de la barra superior horizontal de la cuna. En otros casos, el momento es cuando el niño ya puede subir los barrotes de la cuna. Eso significa un peligro para el niño ya que en algún momento podría llegar a caerse.

 

Si ya tiene en claro que llegó el momento del cambio entonces estará pensando en las características tiene que tener la cama de su hijo. Así como usted eligió la cuna adecuada, procurará que la cama también sea la perfecta y por lo tanto tendrá que ser un mueble infantil diseñado exclusivamente para niños.

 

Es necesario que la cama cuente con las medidas de seguridad necesarias para el niño ya que como este tendrá más libertad de movimiento, si no cuenta con ellas, podría lastimarse. Lo más importante son quizás las puntas suavizadas que deber tener la cama. Si usted tiene miedo que el niño se caiga, procure comprar una cama que le permita agregarle barandillas y si su temor es que se caiga al subir o al bajar, compre una cama lo suficientemente baja para que el pequeño pueda hacerlo con comodidad y sin correr el peligro de caídas.

 

Estos son otros aspectos que usted tiene que tener en cuenta: si la cabecera tiene barrotes, estos no tienen que estar muy separados. Si es posible, lo mejor sería que eligiera una cabecera acolchonada. También es importante el tamaño del colchón ya que entre este y la cama no puede quedar ningún espacio libre porque se podría quedar atascado un pie o una mano del niño.

 

En la tienda a la que concurra seguramente encontrará muchas opciones disponibles. No dude en pedir asesoramiento para escoger la mejor cama para su hijo y tenga en cuenta que en lo referente a dormitorios infantiles existen muchísimas opciones para que el niño tenga lo mejor y para que usted no tenga que gastar una cantidad de dinero sumamente elevada.

La empresa Muebles Asdara es fabricante y distribuidora de muebles, y tiene una amplia variedad de mobles infantils. En su web puede encontrar muchos diseños para dormitoris infantils.