La manzana de la discordia de Barcelona

por | 12 de marzo de 2011

La llamada «manzana de la discordia» se encuentra en el ensanche de Barcelona, en una de las calles más célebres de la ciudad: Paseo de Gracia. Reúne 3 estilos diferentes de la arquitectura modernista: la Casa Amatller, de Josep Puig i Cadafalch; la Casa Lleó Morera, de Lluís Domènech i Montaner, y la Casa Batlló, de Antoni Gaudí. En la misma calle en la que se encuentra la Pedrera, estos tres arquitectos, grandes representantes del modernismo, construyeron tres de las casas más vistosas de la capital catalana.
Casa Batlló

Casa Batlló: fue construida por el arquitecto Antoni Gaudí, máximo representante del modernismo catalán. Situada en el número 43 del Paseo de Gracia, la construcción se realizó entre los años 1904 y 1906.

La fachada está hecha con piedra arenisca de Montjuïc, tallada según superficies regladas en forma alabeada, y las columnas tienen forma ósea, con representaciones vegetales.

Por otro lado, las ventanas son de vidrios de colores de formas circulares, y Gaudí decidió conservar la forma rectangular de los balcones del edificio anterior, es decir, con barandillas de hierro con forma de antifaz, dando al resto de la fachada una forma ondulada en sentido ascendente. Igualmente, revistió la fachada con cerámica de pedazos de cristal de varios colores, que Gaudí obtenía en los desechos de la vidriería Pelegrí.

La Casa Batlló fue restaurada en 1970 y en 1999. En 1984 se instaló la iluminación eléctrica de la fachada, inaugurada en las Fiestas de la Mercè del mismo año. Desde 2005 esta casa forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, dentro del Lugar «Obras de Antoni Gaudí». Puedes alquilar un apartamento en Barcelona para tus vacaciones cerca de este monumento.

Casa Amatller

Casa Amatller: proyectado por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch entre 1898 y 1900, el edificio fue un encargo del chocolatero Antoni Amattler al arquitecto. Se caracteriza por tener un estilo peculiar: una mezcla del flamenco y el gótico catalán.

El edificio tiene dos puertas asimétricas enlazadas por un San Jorge realizado por el escultor Eusebi Arnau. Por toda la fachada hay un esgrafiado que se une con la cerámica de forma delicada.

El vestíbulo, como era muy normal en la época, estaba pensado para la entrada de carruajes y tiene ornamentación de lámparas y vitrales con dos escaleras, la más sencilla para los pisos y la más decorada y suntuosa para su paso al piso principal.

Esta casa fue declarada monumento histórico-artístico en virtud del Decreto de 9 de enero de 1976.

Casa Lleó Morera

Casa Lleó Morera: esta casa consiguió en 1906 el Primer Premio del Concurso anual de edificios artísticos otorgado por el Ayuntamiento.

Construida en el año 1902 por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, se cree que el motivo principal de la casa es que la familia Morera quiso dejar huella de su linaje, con continuas referencias a su apellido Morera personalizando los elementos decorativos con reproducciones de la imagen de los miembros de la familia en la ornamentación. Aún así, siguiendo el estilo modernista propio de la época, sus motivos están inspirados en las líneas curvas y en la naturaleza.

En 2006 la casa fue adquirida por el Grupo Núñez y Navarro, que puso en marcha su rehabilitación y recuperación arquitectónica. Hoy en día, el edificio es de uso privado y se alquilan su plantas para diversos eventos. Desde el año 2007 la casa forma parte de la Ruta Europea del Modernismo.

El edificio se abrió por primera vez al público la noche del 10 de septiembre de 2009 durante 4 horas, para celebrar la noche blanca de la cultura.

Si viajas a Barcelona y también estás unos días en la capital española, no dudes en alquiler un apartamento en Madrid para tus vacaciones.