La elección de los muebles antiguos

por | 12 de diciembre de 2010

Los muebles han existidos desde tiempos remotos, no hay datos precisos de el surgimiento de este mobiliario pero se conoce que datan desde los tiempos primitivos, desde la aparición del homo sapiens, la diferencia es que en ese tiempo estos muebles no eran construidos, mas bien, eran objetos de la naturaleza a los cuales estos seres le daban el uso de mueble. Mientras pasaron los años se comenzó a utilizar la madera como un material eficaz para la construcción de objetos que eran útiles para el hombre, estos objetos les permitían ordenar y clasificar sus posesiones y obtener una buena comodidad. Los primeros informes que se tiene de esta fabricación se refieren al antiguo Egipto. En esto articulo hablaremos de muebles antiguos y de cómo se debe actuar una correcta elección de estos. Hoy, hay muchas tiendas de muebles antiguos en España, tiendas de armarios en Tenerife, en Barcelona, En Madrid, en Ciudad Real etc…

Los muebles antiguos son accesorios que suelen brindarle a una dependencia estilo y categoría mediante imágenes antiguas o acabados de épocas victorianas; una pieza de mueblería antigua cuidadosamente seleccionada puede ser al mismo tiempo funcional y decorativa; aunque es cierto que actualmente los muebles modernos se han puesto de moda, no es extraño que nos adentremos a una dependencia refinada y encontremos mobiliario antiguo que cada uno de sus rincones.

Comprar muebles antiguos es una certeza en cuanto a vida útil y estilo, pero antes de proceder a su compra es importante que tengamos una pre-visualización de cómo luciría en nuestro hogar, es decir, si nuestra decoración es contemporánea, añadir un vistoso objeto ornamental renacentista no creará nunca el efecto buscado.

También debemos evaluar cuáles son nuestros gustos y qué períodos de diseño pueden ayudarnos a crear el look más acorde a lo que necesitamos; es importante elegir artículos que no sean únicamente clásicos o antiguos, sino atractivos y funcionales, en especial si hablamos de los gabinetes, sillas, tocadores, escritorios, etc; a su vez podemos dar a nuestra vivienda una apariencia antigua utilizando reproducciones de muebles sin tener la necesidad de comprar muebles antiguos originales, esta opción dependerá de nosotros. Este estilo de mobiliario se encuentra disponible en todas las galerías especializadas que exponen desde productos góticos hasta mesas de estilo francés; es importante examinar todos los campos ya que muy probablemente descubriremos artículos que jamás hemos considerado. Los muebles antiguos se dividen en cuatros secciones: rústico, pulido, elaborado y simple. Es necesario aclarar que para realizar una eficiente compra de muebles antiguos debemos tener un buen conocimiento sobre ellos o al menos, estar asesorado debidamente. Los verdaderos cazadores de antigüedades buscan maravillosos mobiliarios armados con punteros, lupas y balanzas; pero muchos otros decoradores de interiores no están interesados en la historia de la pieza o su autenticidad y por ende optan por adquirir reproducciones. Ambas opciones son igual de válidas, pero cada una dependerá del tipo de gasto que estemos dispuestos a afrontar y de nuestros gustos personales; existen distintas técnicas para determinar su una pieza de mueble antiguo es auténtica o simplemente una hábil reproducción. Debemos enfocarnos en dos aspectos básicos para la apreciación del mobiliario: signos de antigüedad e imperfecciones; los primeros suelen aparecer en la madera ya que ésta se encoge con el tiempo, nos fijaremos en señales de rajaduras, decoloración y combaduras, así como en los bordes que estarán “desiguales. Las imperfecciones son las que nos llevarán a darnos cuenta de las imitaciones, trataremos de determinar si las tablas de las piezas son de anchos diferentes; las tablas uniformes son una invención moderna. Una de las acciones más complejas a la hora de comprar los muebles antiguos es la valuación, aquí surgen las discusiones y los malos entendidos con respecto a las tasaciones; por ende lo que se necesita aquí es “investigación”.

La mayoría de los coleccionistas basan su calificación de muebles por épocas, estilos y fabricantes, mientras que muchos otros poseen gustos más eclécticos; más allá de los gustos subjetivos de quien lo adquiera, el valor de una pieza estará siempre influenciado por su estado, su rareza e historia. Para estar más seguros del valor de un mueble, tanto si lo deseamos comprar como si nuestra intención es venderlo, necesitaremos de la ayuda de un experto. Un ojo entrenado puede llegar a descubrir un tesoro sub-valorado, también estará informado sobre las tendencias del mercado ya que chekeará las publicaciones importantes. Por último, antes de realizar cualquier transacción que implique la presencia de mueble antiguos, debemos revisar cuidadosamente el tamaño y peso de cada pieza.