La cuenta nómina o cómo sacar más rédito a tu sueldo

por | 15 de junio de 2011

Los bancos necesitan nuestro dinero para existir (eso lo sabemos todos, nadie se sorprenderá) y hacen todo lo posible para lograrlo. Para ello ofrecen diversos productos con el fin de atraer nuevos clientes y con ellos su dinero. Uno de las vías para conseguirlo son la cuenta nomina.

El funcionamiento de estas cuentas es sencillo: el usuario recibe su nómina todos los meses a través del banco que elija, consiguiendo solo por domiciliarla diversas ventajas dependiendo de la actividad que lleve a cabo. Normalmente los beneficios suponen recibir un porcentaje del pago de los recibos de la luz, el gas… que se hagan a través de la cuenta nómina.

Pero no todas los bancos ofrecen los mismos beneficios, ni todos sus productos son iguales.  Algunos además de la devolución de un porcentaje de los principales recibos, ofrecen descuentos en el combustible o las tarjetas de crédito gratuitas (por poner varios ejemplos).

Nosotros como usuarios no deberíamos limitarnos a recibir las ofertas que nos ofrece el banco. Si los bancos quieren nuestro dinero es lógico que hagan un esfuerzo. Pero eso, si hacen un esfuerzo o no, solo lo sabremos si comparamos entre las diferentes cuenta nómina que existen en el mercado. Resignarse con la primera oferta recibida no suele ser una buena idea. Aunque sea engorroso informarse es crucial para poder obtener un mayor rédito por nuestro dinero.

Se suele decir (y si no se hace se podría) que un consumidor informado es un consumidor satisfecho. Háganlo, notarán la diferencia.