La comodidad de nuestro bebé

por | 21 de julio de 2011

Resulta obvio que una de las cuestiones que más nos preocupa a los padres es procurar un entorno cómodo a nuestro bebé, pero no siempre resulta sencillo.
Habíamos comenzado las vacaciones y decidimos hacerlas cerca del mar, nuestro bebe, Jesús, no tenía más que once meses y debíamos procurarle el máximo confort durante las vacaciones.
Al principio barajamos la posibilidad de irnos a un Hotel y lo descartamos, no porque no fuéramos a estar cómodos nosotros, sino porque Jesús, arrastraba consigo toda la logística propia: la ropa, los enseres de baño, la alimentación, sus juguetes…, demasiadas cosas para hacer vida en una habitación de hotel.
Al final nos decidimos por un aparthotel en la Costa Brava, lo cual nos permitía procurarle un entorno propio y a nosotros organizarnos para disfrutar de los días de descanso que necesitábamos.
Internet resultó ser una herramienta eficaz para elegir el que más se ajustaba a nuestras necesidades, después de solucionar el tema de la reserva y los billetes de avión, tuvimos que buscar lo mínimo necesario en la zona para evitarnos un desplazamiento incómodo.
El asunto no era menor, necesitábamos muchas cosas pero no podíamos tampoco hacer gastos superfluos y la otra cuestión era el servicio, necesitábamos tener garantías de que todo estuviera instalado cuando llegáramos, desde la mosquitera hasta su parasol.
Faltan dos días para comenzar las vacaciones y todo estaba solucionado, habíamos tenido que comprar dos maletas nuevas, una para Marta, mi mujer, que también había tenido que ampliar su vestuario y otra para las cosas de Jesús. No nos salvamos de llevarle sus juguetes, pero el resto ya lo tenía preparado en la Girona nuestro destino veraniego.
Se preguntarán cómo pude resolverlo, eligiendo, al final todo depende de nuestra elección.
La mía fue El Cuc ¡¡Ah!!, y además tuvimos una grata sorpresa, fuimos agraciados con un cheque de regalo por nuestras compras.