Hipotecas de interés variable vs hipotecas de interés fijo

por | 21 de junio de 2011

Hay muchas clases de hipotecas, siendo el tipo interés una de sus principales diferencias, lo que las hace radicalmente diferentes. Así aunque todas sirvan para el mismo objetivo, financiar la compra de una casa, la forma en la que lo harán difiere un poco. Básicamente, podemos distinguir entre hipotecas interes variable y de interés fijo. Incluso mixto. La diferencia es bastante intuitiva pero aún así la señalaremos, grosso modo.

Por un lado tenemos las hipotecas de interés fijo. En esta modalidad a la hora de formalizar el contrato se fija un tipo de interés que no variará durante toda la vida del préstamo. Da igual que se hunda el mundo, si se firmó un 5%, se pagará esa cantidad hasta el final.

Por el contrario, las hipotecas de interés variable dependen de las fluctuaciones de los tipos. Habitualmente la referencia es el Euribor al que se suma un diferencial que oscila entre 0,40 y 1,50 puntos. En este caso, si el Euribor baja, los intereses que paguemos también bajarán. Aunque, si sube, tendremos que pagar más.

En el primer caso desde el principio sabemos lo que tenemos que pagar, mientras que en el segundo la inseguridad es mayor.

De todas formas, y aunque es difícil saber cuál es el que nos puede interesar más, un factor importante será el tiempo que necesitamos para amortizar la hipoteca puesto que los plazos de las de interés variable suelen ser mayores, así que si necesitamos más años para pagar, es probable que está última sea nuestra mejor opción.