Factores imprescindibles para la colocación de un implante dental

por | 11 de enero de 2011

Cuando hablamos de un implante dental nos referimos a un cono o cilindro de titanio que a través de una intervención quirúrgica se inserta en el hueso como sustituto de la raíz del diente perdido. Dicho implante se recubre con diferentes sustancias que favorecen la conexión directa y funcional entre el hueso y el implante, proceso que se denomina oseointegración. La intervención quirúrgica necesaria para la colocación de los implantes dentales en el maxilar contempla la utilización de anestesia local.

En la praxis de colocación de los implantes dentales es importante determinar la altura y ancho del maxilar de destino. De hecho en pacientes que no tienen las dimensiones óptimas en el maxilar, es necesario insertar los implantes con la ayuda de injertos en el hueso provenientes de otras zonas donantes, de bancos óseos, o a través de la utilización de materiales biológicos o sustitutos sintéticos. De esta forma a la hora de colocar un implante necesitamos preparar el terreno para asegurar el éxito de la intervención.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es lo relativo a los hábitos de higiene dental. Si el paciente-receptor del implante no ha cuidados sus piezas dentales y, además, no tiene intención de mejorar sus hábitos de cepillado e higiene dental global, las posibilidades que la intervención de implantologia dental no tenga los resultados esperados aumentan. Es por tanto crucial que el nivel de higiene sea el adecuado para que el pronóstico del implante sea favorable.

También es fundamental a la hora de colocar un implante valorar la causa que ha provocado la caída de las piezas dentales. De esta forma no es lo mismo que se hayan perdido los dientes por caries o traumatismo que por patologías más severas como la paradentosis o la enfermedad periodontal. Si la patología es grave se deberá hacer una evaluación específica que permita establecer la conveniencia o no de una intervención de implantología dental.

Con lo  anteriormente expuesto y la experiencia profesional en este campo podemos determinar los factores imprescindibles para que la colocación del implante dental sea exitosa. En primer lugar es imprescindible que el paciente esté motivado y adquiera unos excelentes hábitos de higiene dental. En segundo lugar, evidentemente, influye la formación y experiencia del profesional sanitario que incluye un correcto diagnótico, preparación y tratamiento; asi como el control periódico necesario. En tercer lugar es necesario que antes de colocar el implante la boca del paciente muerda perfectamente y sean óptimos los mecanismos de protección del bruxismo tratamiento

Ver: clinicas dentales madrid