El as de copas revelado en las barajas del tarot

por | 2 de marzo de 2011

tirada del tarotSon pocas las tirada del tarot poseen un significado tan profundo como el as de copas. Esta carta señala el inicio del palo de las copas, dedicado al amor y a los sentimientos. El as de copas marca suave comienzo de un afecto que podría convertirse en el más puro amor si se le da el tiempo y la atención requeridos. Es el momento de iniciar la relación apostarle al futuro. Cuando sale esta carta representada nos esta hablando de un corazón puro que se manifiesta con un amor no manchado por ninguna emoción negativa como la envidia o los celos.

Un significado muy evidente de esta carta proviene de su semejanza con el Santo Grial, la copa sagrada en la que Jesucristo bebió durante la última cena. Al igual que esta humilde copa, el as de copas propone una promesa, una nueva alianza, marca la etapa inicial de un nuevo amor. Pero como en los cuatro palos del mazo del tarot, el as sólo evidencia el primer momento, donde aún el sentimiento no se ha expresado plenamente. Es una potencialidad a la que le falta aún realizarse en plenitud.

El as de copas no asegura la felicidad, pero garantizan que la relación puede llegar a ser muy satisfactoria. Un buen comienzo es sólo eso: un inicio. El consultante tendrá la oportunidad de encontrar la felicidad si tiene la capacidad de desarrollar una situación existente. Al igual que en el Santo Grial, el as de copas alimenta con el pan sagrado y calma la sed con el agua de la vida. Es evidente que con estos elementos pueden florecer cosas muy buenas, así como del amor aparecen todos los buenos sentimientos, la gratitud, la intuición, el perdón, la honestidad, la paz.

Pocas son las cartas del tarot  tan espirituales como el as de copas. Es aquí donde debe hacerse una distinción con otra de las cartas del tarot: los Enamorados. En este último arcano la relación es mucho más carnal, mucho más sensual. Puede no ser un enamoramiento permanente, sino una relación llevada por la atracción. , el as de copas señala un sustento mucho más íntimo, una raíz mucho más profunda. Y teniendo una raíz fortificada cualquier relación tiene la posibilidad de crecer mucho más sanamente. Aún sin referirse a una relación de pareja, el as de copas puede implicar una nueva etapa de crecimiento personal del consultante, mucho más iluminada y sabia.