Dar de baja un vehículo y su retirada al desguace en Bilbao

por | 16 de septiembre de 2010

Hace ya más de 5 años que entró en vigor la Ley que regula el tratamiento de los vehículos al final de su vida útil. Gracias a ello ahora todo vehículo ha de ser entregado en un centro autorizado de tratamiento, o más comúnmente llamado desguace en Bilbao.  De esta manera se asegura que el vehículo permanecerá en las instalaciones del centro para recibir un completo proceso de descontaminación y reciclaje de sus componentes, así como para la gestión de su baja definitiva en el registro de vehículos de la DGT.

Desde que se aprobó dicha Ley, el dejar un coche abandonado y estacionado en la vía pública, puede suponerle más de un problema a su propietario, ya que además de estar vigilado por los servicios locales, también puede ser victima de robos y desperfectos indeseados. En el supuesto caso, de que tras el aviso inicial (el cual se suele notificar mediante un adhesivo pegado en el cristal delantero o trasero del coche en cuestión) hubiese trascurrido un mes, o más, y no se hubiera movido y adecentado el vehículo, se dará por hecho que continúa en estado de abandono por lo que será retirado al depósito municipal, acarreándole al titular los gastos de desplazamiento, depósito, y una cuantiosa multa que podría llegar a alcanzar los 30.051 €.

En los centros autorizados de tratamiento se preocupan por el medio ambiente, y saben lo importante que es recuperar y reciclar los elementos de todo vehículo que haya alcanzado el final de su vida útil. Abandonar un coche en vía pública es muy perjudicial tanto para las personas como para el medio ambiente, ya que se está dejando un residuo considerado como peligroso a la intemperie y alcance de cualquiera, y esto se califica como una falta grave.

Para facilitar la entrega de los vehículos en el desguace y su baja en tráfico Desguaces Bilbao, gestiona sus servicios sólo a través de los centros autorizados de tratamiento de la provincia, asegurando de esta manera que todos ellos sean procesados adecuadamente, y sean dados de baja definitiva de forma inmediata a su recepción en las instalaciones de cada centro.