Contratar nuestro viaje en internet

por | 22 de septiembre de 2011

Los internautas ya no tienen miedo a comprar por internet. Es un hecho que cada vez está más patente y del que nos damos cuenta a nada que nos fijemos un poco. Y uno de los ejemplos que más fácilmente nos vienen a la mente son las agencias de viajes online. Porque, ¿quién no ha usado alguna vez alguno de sus servicios?

Yendo a los datos, a la crudeza de las estadísticas, nos encontramos con que el sector de los viajes online ha aumentado un 11% en los últimos años. A pesar de la crisis, o quizás por eso mismo.

Aprovechando las ofertas de las agencias de viajes online, de la facilidad y comodidad de comprar por internet (un binomio francamente potente), los usuarios han decidido apostar por la contratación online de sus viajes.

El 95% de los internautas utilizan internet para buscar información de los viajes, los sitios de publicación de comentarios y recomendaciones bullen con cientos de mensajes diarios…

Pero, basta de cifra. No las necesitamos si bajamos a lo concreto, si buscamos en nuestra propia experiencia como viajeros. ¿Acaso no buscamos en internet antes de viajar a un país información sobre nuestro destino? ¿No comparamos en múltiples sitios antes de decidirnos por una agencia de viajes determinada?

Claro, también existen las agencias convencionales. Y también las usamos, de vez en cuando. Conviven los dos negocios pero mientras que éstas están en recesión, aquellas están en auge, ¿por qué?

Porque las agencias de viajes online son capaces de ofrecernos prácticamente los mismos servicios que las convencionales junto a ventajas que “las de toda la vida” no pueden darnos.

Para empezar, la comodidad de comprar desde nuestra casa, sentados en la silla de nuestra habitación o en el sofá de la sala. Hacerlo cuando volvemos del trabajo o en un momento de relax, sin necesidad de hacer un hueco en nuestra apretada agenda para ir a la agencia. En el mundo online, es la agencia la que viene a nosotros.

Y, por continuar, el precio. Porque es habitual que (sobre todo si sabemos buscar) en la red encontramos precios insuperables.

Si todavía acudimos a las agencias de viajes convencionales es por el trato directo, por ver a la cara al vendedor.

Pero, gracias a los portales de recomendaciones, son los propios usuarios, los otros que son como nosotros, los que nos cuentan su experiencia. Algo, estaremos de acuerdo, mucho más recomendable que nos lo cuente un comprador, por mucho que nos mira a la cara mientras lo hace.