Consejos de un dentista de Madrid para un correcto cepillado (II)

por | 12 de diciembre de 2010

Para cepillar los dientes, hay varios métodos y en su centro de odontologia en madrid le enseñarán de primera mano cual es el mejor para usted y su boca. En este artículo me permito ofrecer unas reglas generales:

Sistemática: Seguir siempre que nos cepillemos el mismo orden para no olvidarnos de ninguna superficie de ningún diente. Por ejemplo: 1º arriba por fuera, 2º arriba por el paladar, 3º abajo por el lado de la mejilla, 4º por el lado de la lengua, sin olvidar superficies entre diente y diente y últimas muelas por detrás. Después la lengua.

Angulación
: La posición del cepillo cambia según los distintos métodos, pero el objetivo principal es eliminar la placa que se encuentra en el surco que se forma entre la encía y el diente (en todo su perímetro)

Zonas interproximales: Para eliminar la placa entre diente y diente usamos la seda dental, que con práctica es fácil de utilizar, sin hacernos daño en las encías (especial cuidado para personas con encias hinchadas). Además si existen espacios amplios entre los dientes, como en los pacientes con piorrea  (periodoncia dental) también están disponibles los cepillos interproximales, de distintos tamaños.

Apertura de la boca
: Si abrimos la boca del todo el cepillo no cabe bien en la zona de las muelas de arriba hacia la mejilla, por eso es importante que este entreabierta, incluso la mandíbula un poquito desplazada hacia el lado que estamos cepillando (siempre sin hacernos daño)

Velocidad de  aparición de la placa: La placa se empieza a formar desde el minuto cero después de un buen cepillado o incluso después de una limpieza profesional. De ahí la importancia de la frecuencia del cepillado (tres veces al día). Además esta placa que se va acumulando, si no se cepilla se calcifica por la acción de la saliva en pocos días (sarro), lo cual hace imposible su eliminación por medio del cepillado convencional. En las zonas cercanas a los conductos de salida de la saliva, la formación de cálculo es especialmente rápida  por lo que se debería prestar especial atención a estas zonas: Incisivos inferiores por dentro(superficie de los dientes que tocamos con la lengua) y molares superiores por fuera(hacia la mejilla).

Ver: dentista Madrid