Cómo crear un diálogo de película

por | 4 de enero de 2011

“Siempre nos quedará París”, “A Dios pongo por testigo que nunca volveré a pasar hambre” o “la vida es como una caja de galletas”, son frases célebres de la Historia del cine que han saltado de la pantalla para instalarse en el refranero popular. Son píldoras de filosofía que nos han quedado en el recuerdo y que han salido de películas antológicas. Y es que una gran película, entre otras cosas, se recuerda por sus grandes diálogos.

Seguramente Casablanca no sería la misma película si le faltaran frases como “Este es el principio de una bonita amistad”, “Siempre nos quedará París” o “Tócala otra vez, Sam”. Dicen que directores como Wong Kar-wai graban sin guión o que en la misma Casablanca se fueron haciendo los diálogos en el momento, pero siendo justos con los guionistas, un buen diálogo requiere mucho talento y mucho trabajo porque no es fácil. No todo el mundo puede hacer un buen diálogo, pero es algo que se puede aprender.

Existen muchos cursos que te enseñan cómo escribir un guión, pero muy pocos te enseñan cómo escribir bien un buen diálogo. Muchas veces, en las clases teóricas sobre guión se centran demasiado en estructura y formato y dejan de lado algo tan básico como los diálogos. Los diálogos no son un “extra” en la película, algo que se pone para rellenar sino que nos dan muchas pistas sobre los personajes.

Los diálogos son tan importantes que incluso en las series de televisión hay una persona que se encarga especialmente de esto, mientras que otros se encargan de la escaleta. En cine esto no es lo normal, pero sea como sea, un guionista debe saber poner buenos diálogos en una buena estructura y esto se puede aprender en un curso de guión especializado en diálogos. En un curso de estas características, que hay pocos, se pueden conocer todos los secretos de un buen diálogo.
Laura Bermejo Torres es periodista especializada en cine y también guionista. escribir guiones es algo que todo el mundo puede aprender, pero hay que asesorarse y dejarse guiar por lo mejores profesionales. La autora, desde su experiencia personal, recomienda a los escritores noveles hacer un curso de guión especializado en diálogos para conocer esta parte fundamental del guión.