Claves en la atención de personas centenarias: vida activa con una dieta equilibrada y los mejores cuidados físicos

por | 15 de junio de 2012

Cuando una persona llega a centenaria es importante crear un entorno adecuado de tranquilidad y aportarle grandes dosis de afectividad. Estas personas necesitan una vida activa y saludable que incluya un plan de cuidados individualizado para fomentar la estimulación física y cognitiva.

Pilar Soler, doctora de Sanitas Residencial El Viso, asegura que “a esta edad, los mayores suelen padecer enfermedades cardiovasculares, osteartrosis, deterioro cognitivo de diversas etiologías y diabetes, entre otras”, que exigen de una atención lo más personalizada posible: “lo importante es llevar un ritmo de vida tranquilo, recibir los mejores cuidados físicos y psíquicos y una dieta más completa en todo tipo de nutrientes”.

 

Algunas de las cuestiones que los especialistas recomiendan son:

  • Una dieta mediterránea, con equilibro entre féculas, verduras, frutas y una cantidad de proteínas suficientes.
  • La piel es una de las partes más delicadas en estas personas. En la etapa del envejecimiento es habitual que se den síntomas de deshidratación y pérdida de elasticidad. Para evitarlo, es imprescindible llevar a cabo una hidratación exhaustiva, movilizaciones para activar la circulación periférica y cambios posturales cuando la persona esté en cama.
  • En las personas que tienen inmovilidad física por diversas situaciones, deben realizarse movilizaciones pasivas de articulaciones, para evitar rigidez y retracciones.
  • Crear una situación ambiental lo más grata posible, ya sea en su entorno familiar como en su centro residencial.

 

También es imprescindible incluir actividades para el bienestar psicológico. “Mantener la mente despierta es una de las partes más valiosas del régimen de cuidados específicos”, destaca la doctora Soler, por eso, es fundamental incorporar actividades como:

  • Ejercicios sencillos de cálculo y de memoria.
  • Ver la televisión o escuchar la radio para mantener una conexión con el mundo.
  • Evitar situaciones de aislamiento, fomentar la socialización.

 

Una cuestión genética y social, con más mujeres centenarias

La genética es uno de los principales factores para que una persona supere los 100 años. Sin embargo, no es el único requisito. También el llevar un determinado estilo de vida y convivir en un entorno más o menos saludable son condiciones que influyen en la longevidad de las personas.

Los cambios sociales y el ritmo de vida actual han disminuido las posibilidades de que un mayor llegue a ser centenario. No obstante, los avances en medicina y la tecnología han compensado esta pérdida en los últimos años.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en las cifras oficiales de población en España más de 10.273 personas superan los 100 años y, de estos, el 79,19 por ciento son mujeres y el 20,8 por ciento son hombres. Así, la esperanza de vida en las mujeres es seis años superior a la de los hombres.

Los factores hormonales son una de los principales causas por las que las mujeres son más longevas que los hombres, aunque también hay que tener en cuenta el estilo de vida, con hábitos nocivos como el alcohol o el tabaco, y las condiciones laborales de cada persona.

 

Sobre Sanitas

El Grupo Sanitas es una compañía especializada en salud y atención sociosanitaria e incluye las siguientes actividades: seguros de asistencia sanitaria, gestión hospitalaria, servicios complementarios de salud y el negocio dental.

 

Contacto

Mar Soro

Dirección de Comunicación de Sanitas

msoro@sanitas.es

902102400