Bienestar para los caballos en el transporte con remolques o vans

por | 26 de julio de 2010

Hoy en día el transporte de caballos es una acción indispensable en el ambiente deportivo, por lo que deberemos poner especial atención en el bienestar del caballo durante su transporte. Lo que se intenta evitar, mediante un buen diseño de remolques para caballos, es que realizar un trayecto utilizándolos, suponga efectos negativos en su salud y rendimiento (también llamado distress o estrés negativo).

El transporte puede llegar a provocar en los equinos un estado de intranquilidad y nerviosismo, que en ocasiones se traduce en problemas de tipo traumatológico o de origen respiratorio. Por esto hay tener en cuenta que durante los viajes que se realizan utilizando vans o remolques para caballos, el diseño y el estado de los mismos, serán determinantes a la hora de intentar paliar estos inconvenientes.

Las causas más comunes que provocan traumatismos en el caballo durante su traslado son las siguientes: si el equino se transporta situado de forma transversal al eje longitudinal del remolque, el caballo perderá una gran parte de la estabilidad. También influye que el vehículo motor se conduzca bruscamente, o que en el momento de hacer bajar a los equinos del van, se haga de forma rápida o violenta.

Las causas más comunes por las que pueden surgir problemas de origen respiratorio serían las siguientes: la existencia de un exceso de ventilación en los remolques que están abiertos en ambos laterales, al igual que un van de caballos con ventilación insuficiente, favorece la irritación de las vías respiratorias. También es importante saber que a la hora de atar al caballo, nunca se ha de impedir que el animal pueda bajar la cabeza, ya que el caballo se ayuda de este movimiento acompañado de la fuerza de la gravedad, para drenar y mantener limpias las vías aéreas.

En nuestro país el método de fabricación y el transporte de caballos han mejorado de forma sustancial en los últimos años y en Remolques Caballos se apuesta cada día por mejorar y adaptar cada uno de los productos consiguiendo un espacio cómodo y confortable para el caballo. Conocen la importancia de lograr un buen diseño, que se adapte a las necesidades de cada equino, y que además le proporcione tanto a él como al conductor del van, un trayecto estable y seguro.

También, además de conseguir un medio de transporte con un buen diseño y que permita impedir que se perjudique el estado de ánimo y la salud del caballo, es muy recomendable comenzar a realizar entrenamientos de transporte enseñando a los caballos de edad más temprana, a subir y bajar del remolque o realizar trayectos cortos.