Barcelona: escenario de película

por | 27 de diciembre de 2010

Últimamente, Barcelona ha pasado a ser foco y centro de atención de la industria cinematográfica, tanto para actores famosos como para directores de prestigio mundial. Como prueba tenemos el gran número de películas que han utilizado la capital catalana para sus ambientaciones y localizaciones.

Sin embargo, la primera película que muestra la ciudad barcelonesa se remonta a los años 70, cuando el cineasta italiano Michelangelo Antonioni rodó The Passenger con actores de la talla de Jack Nicholson, muy joven por aquella época, y Maria Schneider. Lo lo más llamativo es la aparición de los tranvías de la época y el terrado de la Pedrera, con sus chimeneas y formas, muy diferente que como se encuentra hoy. Sin duda una buena película. En la página de Filmaffinity su puntuación es de un 7.1.

Pero fue Pedro Almodóvar quien lanzó Barcelona al estrellato con su creación Todo sobre mi madre, del 1999. Es así como varios directores de fama internacional empiezan a escoger Barcelona como fondo de la acción de sus películas.

Cédric Klapisch es uno de estos casos, francés que en 2002 hizo una divertida comedia juvenil que muestra la visión que tiene un estudiante francés de la ciudad de Barcelona a través de su estancia en ella con el programa Erasmus. Los sitios más famosos y bellos que aparecen en este film son La Rambla, la Sagrada Família, el Parc Güell y las playas de Barcelona, así como el ambiente de la noche y una ciudad abierta y cosmopolita. Puedes conocer el barrio que aparece en la película, el Raval, muy fácilmente, ya que se encuentra muy próximo a las Ramblas, si visitas Barcelona. Además, es una zona repleta de hoteles y apartamentos de alquiler en Barcelona centro.

Por otra parte, otro rodaje más reciente fue El Maquinista, del 2004, dirigida por Brad Anderson. La película se sirve de llamativos y atrayentes lugar de la ciudad, como el parque de atracciones El Tibidabo o el Port de Barcelona. Y volviendo a los directores españoles, podemos mencionar que un años después que El Maquinista, en 2005, Jaume Balagueró nos presenta Frágiles,una historia de terror rodada en Barcelona y ambientada en el hospital infantil de Mercy Falls, con la popular actriz Calista Flockhart, conocida por la serie televisiva Ally McBeal.

No obstante, no fue hasta El perfume cuando se filmó en Barcelona una película con una cantidad de dinero a la altura de un film de Hollywood. Es la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Patrick Süskind, dirigida por Tom Tykwer (2006) y también rodada en otros sitios de Cataluña, como Gerona. Esta película de gran éxito muestra, sobre todo, rincones del barrio gótico y el Pueblo Español (Plaza Mayor).

No podemos dejar de mencionar dos capítulos de Manuale d’amore 2 (corregido y aumentado), donde aparece la ciudad. el director italiano Giovanni Veronesi tomó la decisión de desplazar el rodaje en Barcelona y Roma para la sociedad de España e Italia. En la película

Barcelona aparece como una ciudad llena de luz, mostrando, sobre todo, el barrio Gótico, la Villa y el Puerto Olímpico, la Sagrada Família y las playas de Barcelona. Otra película, menos conocida, es Salvador, con Manuel Huerga en la dirección en 2006, da a conocer la Modelo (cárcel), el cementerio de Montjuïc y el barrio Gótico

Para acabar, hay que señalar el rodaje más importante, que se realizó en 2007, con Woody Allen como director, quien homenajeó Barcelona con la película Vicky Cristina Barcelona, rodada , en parte, en Barcelona Estrenada en agosto de 2008, sus protagonista son Scarlett Johansson, Penélope Cruz y Javier Bardem, y tuvo con gran acogida por parte del público americano, aunque no tanta por el español.

Por último, en 2009, Isabel Coixet rodó a última película entre Tokyo y Barcelona: Mapa de los sonidos de Tokyo, en la que podemos ver el mercado de la Llibertat y la plaza Rius i Taulet.