Aumento de mamas

por | 1 de diciembre de 2010

La operación de mamas ha hecho que muchas mujeres mejoren su aspecto físico y su autoestima
Varias mujeres alrededor del mundo han logrado sentirse mejor consigo mismas y socialmente aceptadas después de haberse sometido a una cirugía de mamas; sin embargo, es importante recalcar que esta es una decisión absolutamente personal, ya que puede que algunas personas a tu alrededor no se aprueben tu decisión respecto a una cirugía plástica como esta. Una cosa obvia es que la imagen corporal mejorada incrementa la confianza y la autoestima en cualquier ser humano.

Existen tres tipos de cirugía de mamas, la que mencionaremos es la cirugía de aumento mamario o mamoplastia de aumento. Se trata de un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y forma del busto de una mujer que piensa que su talla de senos es muy pequeña.
Se trata de un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y forma del busto de una mujer que piensa que su talla de senos es muy pequeña.
Otro procedimiento es la mamoplastia de reducción en a que se corrige el tamaño de las mamas demasiado grandes y pesadas.
Las candidatas
Podemos decir que las candidatas ideales para este tipo de cirugías plásticas son las mujeres que quieren mejorar su apariencia personal a través de una cirugía plástica.
¿Y la operación de mamas es segura?
Sí. La mamoplastia de aumento es un procedimiento seguro, aunque como toda cirugía requiere ciertos cuidados por parte del paciente. El objetivo es embellecer el tamaño de los senos sin dejar cicatrices visibles.
Duración de la cirugía de mamas
Puede ser entre una o dos horas y entre las primeras 48 horas después de la intervención, las pacientes muestran cansancio y, lógicamente, cierto dolor. Sin embargo, esto desaparece con analgésicos comunes recetados por el médico.
Cuidados postoperatorios
Después de la operación debes usar un vendaje por un par de días y después hay que utilizar un brassiere especial.
Los puntos de la herida se retiran aproximadamente a los 10 días, pero la inflamación puede durar entre 3 y 5 semanas. De seguir con rigor las indicaciones, la paciente de una cirugía de mamas podrá regresar a sus actividades en poco tiempo.