Universidad a distancia y futuro: un seguro profesional

por | 8 de febrero de 2011

Las circunstancias de la vida nos llevan a tomar decisiones inmediatas para arreglar nuestro presente pero a menudo perdemos de vista lo que es mejor a largo plazo . Esto es lo que muchos se plantean cuando reflexionan tiempo atrás y y descubren que la decisión entrar en el mercado laboral sin una base formativa sólida no sirvió de gran cosa.

A menudo la necesidad de trabajar impera sobre otras obligaciones de la vida dejando de lado otras posibilidades que a día de hoy podrían habernos llevado más lejos.

Esto es lo que piensa mucha gente cuando piensa que le hubiera gustado cursar estudios universitarios en su momento y cree, erróneamente que ya no tiene posibilidad de recuperar el tiempo perdido.

Pero nada más lejos de la realidad. Ahora la posibilidad de escoger una universidad a distancia que ofrezca grados a cursar a tu ritmo y desde donde estés (casa, trabajo, etc). Esta posibilidad abre muchas puertas a quien en su momento no estudió, o a quien se ha decidido a especializar su formación por cuestiones profesiona1es o por el simple placer de aprender.

Los estudios que ofertan estos centros tienen la misma utilidad y valía que cualquiera título expedido por las universidades normales. Los programas temáticos se adaptan a los establecidos y lo que sí supone un gran cambio es el método para seguir el curso. Las plataformas educativas como moodle, los foros, los blogs, el intercambio de información, facilitan un flujo de información multidireccional profesor-alumnos-compañeros que no se consigue en un aula convencional.

El hecho de poder organizar las horas de estudio según conveniencia son otra de las ventajas que ofrecen este tipo de planteamientos educativos. Los tutores personales son las figuras  que propone la universidad que hacen de moderadores y solucionan las dudas que puedan tener los alumnos. Con ellos se puede mantener una relación vía mail o bien telefónica según disponibilidad del profesor.