Tratamiento de la eyaculación precoz

por | 20 de septiembre de 2010

eyaculacion precoz, eyaculacion, hombres, vergüenza, fastidio, incomodidad, desencanto, caballeros, masculinidad, hombre, sexualidad, varones, coital, edad, vida, sintoma, raza, figura, condicion, estudios, causa, excitacion, pareja, autocontrolarse, cariño, comprension, reproches, culpa, insatisfaccion, control, terapeuta, paciente, tratamiento, especialista, productos, salud, salud sexual, plantas, frutos, dosis

Eyaculación precoz: un sustantivo y un adjetivo que viven algunos hombres. Si no lo viven, temen sufrirlo. ¿Por qué la vergüenza, el fastidio, la incomodidad, el desencanto tan particular que para muchos caballeros representa esta condición? Hay quienes señalan que está de por medio la masculinidad, el “ser hombre” como tal. Argumento válido sólo para los individuos que basan en la sexualidad el haber nacido varones. Siendo específicos, en la sexualidad coital. No hay edad a partir de cierto momento en la vida que pueda escapar a este síntoma particular. Tampoco observa raza, figura, condición socioeconómica o nivel de estudios.

La primera causa más señalada de eyaculación rápida es el inadecuado manejo de la excitación. Únase a esta explicación que el género masculino tiende a guiarse por la vista, y además de esto parece que es más dispuesto a calmar velozmente su ímpetu sexual. Los hombres que pertenecen a esta categoría tienen, en teoría, el inconveniente menos serio de todos. Tan sólo es que aprendan a autocontrolarse, proceso en el que la pareja tiene una importancia fundamental. Si el cariño y la comprensión tienen lugar, no hay porqué darle cabida a los reproches, la insatisfacción o la culpa supuestamente necesarias.

Pero existe el otro segmento de caballeros que por razones estrictamente médicas no pueden ejercer control. En este caso, hace falta una evaluación precisa que le permita descubrir al terapeuta o la terapeuta las causas probables del inconveniente del paciente. Si se trata de un problema sicosomático, evidentemente necesita de un tratamiento considerado por un especialista en términos de tiempo, evolución y resultados. En cambio, si se trata de algo directamente físico, existen diversas clases de productos que pueden ayudar a combatir eficazmente esta característica. Tengamos claro que no debe confundirse la eyaculación precoz con la impotencia u otro problema que involucre a la salud sexual.

Cada día se comprueba que ofertas que provienen de la naturaleza son las más adecuadas para el tratamiento del inconveniente que compete este artículo. Las ofertas más importantes dentro de este sector particular provienen de las plantas, por ejemplo. Esto es porque algunos frutos contienen los compuestos adecuados que actúan directamente sobre el problema a tratar. Pero las aplicaciones de las dosis no sirven por sí solas: el paciente tiene que hacer de su parte. ¿Y cómo? Consultando métodos con su pareja como se ha denotado en un párrafo anterior, averiguando con médicos(as) especialistas…

En estos tiempos la eyaculación precoz se ha quitado un peso que la condenaba a estar en los cajones de los problemas en salud sexual. El hombre que admite sin pena sufrir de ella y busca ayuda, es una persona que no sólo quiere mejorar su vida íntima, sino animarse.

Referencia: http://saludsexualnatural.com/