Todo lo que debe saber un comprador de seguros para moto

por | 14 de julio de 2011

Es necesario brindar la consideración adecuada a la difícil decisión de qué seguro para moto adquirir, dentro de las distintas posibilidades que las aseguradoras ofrecen. Recuerde que un comprador de seguros instruido tiene muchas más posibilidades de lograr un buen acuerdo y obtener beneficios adicionales del pago de su seguro. Como en el caso de seguros para autos, son varios los factores sobre los cuales se puede decidir a fin de componer el paquete más conveniente. En estos casos, es necesario hacer un análisis cuidadoso de las demandas reales de cada conductor, basado en el uso que se le dará a la moto: edad del conductor, antecedentes, zona por donde circulará con la moto, cuántos kilómetros recorrerá diariamente, entre otros detalles.

 

Algunos adicionales que forman parte del paquete final que deberá abonarse por el seguro para motos incluyen, entre otras cosas, los gastos médicos. Por lo general, los seguros cubren el gasto médico tanto del conductor como el acompañante. Es una buena idea asegurarse de que esto así sea, sobretodo si no se cuenta con una cobertura de salud. Es necesario recordar que un conductor no asegurado deberá afrontar los gastos de sus propias lesiones, aun cuando las mismas hayan sido causadas en un accidente que no fue su culpa.

 

Los seguros para todo riesgo, como en el caso de los automóviles, cubren daños parciales al vehículo, como vandalismo, rotura de luces, incendios y demás. Si el valor de la motocicleta así lo amerita, será conveniente tener un seguro para todo riesgo, pues de esta forma sabremos que, en caso de un accidente que deje nuestro vehículo dañado, no deberemos afrontar la totalidad de la reparación, sino una parte, dependiendo del seguro que hayamos contratado. Lo mismo sucede con la cobertura por colisión, que busca cubrir los daños ocasionados a la moto cuando la misma golpea o es golpeada por un coche o un objeto.

 

La cobertura por responsabilidad civil es tal vez una de las más importantes, y que todo comprador de seguros deberá revisar exhaustivamente al momento de contratar su cobertura. Se refiere a la cobertura obtenida en caso de causar un accidente, respondiendo por la vida, la integridad de personas involucradas, y daños materiales que puedan haber sido causados. En algunos casos también cubre los gastos legales, es decir los honorarios de un abogado cuando el conductor es demandado. Queda claro entonces la trascendencia de este tipo de coberturas para circular con la máxima tranquilidad.