Significado de La Templanza en el tarot

por | 17 de febrero de 2011

tarotLa Templanza es dentro del mazo del tarot el arcano  número XIV. Después que pasó la tempestad se necesita recurrir a la Templanza para reconstruir y mejorar lo que aún queda en pie. Estamos, sin lugar a dudas, ante una nueva etapa de la vida donde hay un orden diferente, y debe cambiarse la actitud para volver a comenzar.  “Templanza” viene de “templar”, y debidamente templar un metal significa agregar otros componentes para darle mayor dureza. Pero la Templanza significa tener balance y moderación en la delicada alquimia de agregar cosas nuevas a nuestra vida.

La simbología de la ilustración es muy clara. Un ser alado, un ángel, pues lleva sobre su pecho el triángulo que representa la divinidad, flota diáfanamente sobre el agua azul. El agua otorga una energía muy tranquila, prometiendo paz y prosperidad. Sobre el fondo puede verse una luz, un sol naciente que iluminará un nuevo amanecer. El ángel, que despliega unas enormes alas rojas se encuentra mezclando el líquido entre dos copas. Las alas rojas simbolizan el deseo, y el blanco de la vestidura simboliza la pureza. Como en muchas otras cartas del tarot podemos apreciar la dualidad. Habrá que preguntarse si la persona tendrá la fuerza de espíritu para combinar ambos impulsos.

La Templanza puede referirse a la unión de dos seres distintos que tienen la necesidad, temporal o permanente, de funcionar como uno solo. Esto no sólo nos remite a la vida en pareja, sino también que podría estar hablando de una situación familiar, laboral o una amistad. También nos insta a intentar combinar de la mejor forma posible las pasiones opuestas ya que solamente es que encuentre el equilibrio podrá progresar. El enfrentarse a los deseos más profundos y a los miedos más irracionales es una asignatura pendiente de todos los seres humanos. Pero bien sabemos que no podemos simplemente desecharlos. Debemos entonces tener la Templanza de incorporarnos a nuestra vida.

La Templanza nos llama a la moderación. Nos dice que es imprescindible reconocer ambos lados de la moneda, saber entender que todas las situaciones tienen aspectos positivos y negativos. Es necesario no dejarse llevar y ser demasiado positivo, como también es bueno no ser todo el tiempo pesimista. En la tirada del tarot la Templanza nos habla de la necesidad de encontrar un equilibrio por medio el compromiso y la cooperación, a pesar de que el impulso inicial sea el de actuar en soledad.