Si quieres blanquear tus dientes pide consejo a un especialista

por | 28 de diciembre de 2010

Seguramente, en alguna ocasión alguien te ha recomendado que te cepilles los dientes añadiendo bicarbonato a la pasta de dientes. Esto es porque desde hace tiempo se considera como una buena técnica para blanquear los dientes. Lograr unos dientes como el nácar es uno de los objetivos de belleza principales que todos queremos.

Los “blanqueadores caseros” de venta en farmacias o en droguerías, son otra alternativa que ha surgido y que se ha puesto bastante de moda los últimos años, pero los especialistas nos alertan de las precauciones que debemos de tener con estos productos. Un estudio de la Universidad de Michigan (EEUU), advierte que no se conoce bien la seguridad de estos blanqueadores a largo plazo y por eso debemos conocer bien el producto.

El principal componente de estos blanqueadores es el peróxido de hidrógeno, que se utiliza también en muchos productos domésticos como el desinfectante. Este componente es eficaz en el blanqueamiento pero puede provocar efectos secundarios como la sensibilidad dental o la irritación de las encías. Además, el esmalte puede quedar dañado después de su uso.

A tenor de este estudio de la Universidad de Michigan, la Asociación Dental Americana aconseja a los usuarios que antes de utilizar por su cuenta un blanqueador dental, acudan a un dentista profesional para asesorarse y someterse a un examen oral. Muchas veces nos dejamos cegar por los resultados milagrosos de productos anunciados en televisión y las consecuencias pueden ser irreversibles.

Si queremos unos dientes blancos, la mejor manera de conseguirlo, y también la más segura, es acudir a un centro de estética dental de confianza, porque no sólo tendrán en cuenta el resultado final, sino también el futuro la salud de nuestros dientes.
Laura Torres es una periodista especializada en tendencias. Ha trabajado en diferentes revistas y medios online orientados sobre todo a la moda y a la estética. Es especialista en métodos de belleza como blanqueamientos dentales, métodos que siempre se recomiendan hacer en lugares especializados como centros de estética o clínicas dentales.