Otoño, clima fresco con destino Nueva York

por | 30 de octubre de 2010

El hecho que el verano haya acabado, no significa que no queden todavía muchos motivos para hacer un viaje a Nueva York, una de las ciudades cosmopólitas del mundo.

Con temperaturas frescas y las hojas de otoño revoloteando alrededor del Central Park, el otoño es un momento del año muy atractivo para visitar la Nueva York; la gama de eventos que la ciudad ofrece son una más de las muchas razones para pasar unas vacaciones en Nueva York durante la segunda mitad del año.

Situado entre la afluencia de turistas de verano y las celebraciones de Navidad, el otoño es el momento perfecto para ver a Nueva York sin las multitudes en el camino.  La ciudad ofrece muchos eventos de importancia en esta época del año; desde la Fiesta de San Gennaro en la pequeña Italia, dando sabor a Nueva York de la mezcla cultural heredada , a las festividades de Halloween y el día de acción de Gracias, eventos que realmente dan vida a la ciudad.

Aprenderse los días festivos y fines de semana largos de Nueva York puede ser útil para planificar su viaje y coincidir con las celebraciones. Si está de visita en Septiembre, se puede coincidir con el Día del Trabajo y percibir un aire solemne y respetuoso en el aniversario de los ataques terroristas del 11 de Septiembre. Para los visitantes de Octubre, el Día de la Raza cae el segundo lunes del mes y los ciudadanos de Nueva York pueden disfrutar de un fin de semana largo, por lo que siempre se siente una atmósfera de alegría en el aire. Viajar al final del mes de Octubre también permite a los viajeros experimentar el “trick or treat” de Halloween.

Noviembre también tiene lo suyo con las actividades y eventos anuales de la ciudad para seguir atrayendo visitantes internacionales; desde el popular maratón de Nueva York, donde miles de corredores toman las calles de la ciudad, hasta los coloridos desfiles y espectaculares fuegos artificiales que son parte del desfile de Acción de Gracias, una oportunidad que tienen los ciudadanos de Estados Unidos para celebrar su historia y  los visitantes son más que bienvenidos a participar.

Incluso si está esperando una visita turística, tranquila y reflexiva por la famosa ciudad, la estación de otoño tiene un ambiente único. Ya sea que viaje a finales de verano en el soleado mes de Septiembre o viaje a Nueva York para presenciar la primera caída de las hojas en Octubre y Noviembre. Visitar la Gran Manzana en el otoño, también es una oportunidad para explorar la ciudad a su estilo, sin tener que agobiarse por la multitud. Esto también significa que usted puede disfrutar de una menor congestión y una mayor disponibilidad de los hoteles en Nueva York cuando viaje fuera de temporada. Además usted puede ahorrar algo de dinero visitando los sitios turísticos usando la New York Pass – una tarjeta turística que permite la entrada sin hacer colas a más de 50 atracciones de la ciudad de Nueva York.

Diviértase y disfrute de su visita en otoño a la Gran Manzana.