No hay Barcelona sin tradiciones

por | 26 de diciembre de 2010

¿No conoces las raíces más hondas de Barcelona y la comunidad catalana? ¿Quieres adentrarte en las profundidades de la cultura popular? Es sabido que las tradiciones que tanto caracterizan a la región catalana vienen de muchos siglos antes y, por eso, uno de los méritos del pueblo catalán es haber conservado costumbres tan antiguas que casi no han variado, aunque otras hayan desaparecido. Aunque Barcelona es la principal ciudad de la comunidad de Cataluña, las tradiciones que comentamos se celebran en todo el territorio. Vamos a hacer una selección de las tradiciones más notables y populares para que si uno quiere viajar a Barcelona sepa ante qué tipo de cultura se encuentra, y si quiere, adentrarse en ella.

Castillos humanos en la tradición catalana más famosa: els castellers

Se trata de una de las tradiciones con más eco en toda la comunidad, declarados en 16 de noviembre de 2010, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Se trata de una tradición muy catalana que hasta podría considerares un deporte, ya que exige equilibrio y sentido de la solidaridad, tranquilidad y músculos de acero.

Estos castillos humanos se levan a cabo en equipo (“colla”) y consiste en hacer una pirámide humana lo más alta y lo más estable posible. Los castellers más audaces se atreven a hacer torres de nueve pisos. Hoy en día existen 58 equipos de castellers, como la famosa Colla Vella, que tiene más de un siglo de existencia. Pero se ha encontrado, en Tarragona documentos del siglo XVIII que ya hablaban de las torres humanas. Hay unas normas básicas muy sencillas: primero se hace una piña, un grupo de gente apiñada, en la cual participan la gente de la ciudad, y sobre esta base se levanta el castillo, por pisos formados por tres o cuatro personas, hasta el último, llamado “anxeneta”, que normalmente es un niño o niña.

Los castells se calculan por la altura en pisos y por el número de castellers que forman cada piso. El “tres de siete”, por ejemplo, es el castell en que cada piso está formado por tres hombres y tiene siete de altura; el “cinco de ocho” es aquel en el cual cada piso se compone de cinco hombres y tiene una altura de ocho pisos. Si te interesa ver más detalle visita la página oficial http://www.lawebdelscastellers.com/.


¡Sin sardana no hay fiesta!

Esta danza tiene sus orígenes en los etruscos y en la antigua Grecia ya la bailaban. Curiosamente, el nombre proviene de la ocupación de la Cerdeña. Actualmente es la danza nacional catalana, originaria de la región del Ampurdán, al Norte de Cataluña (por la zona de la Costa Brava). Puedes encontrar apartamentos en la Costa Brava o alojamientos en Barcelona fácilmente, de esta forma podrás difrutar de esta tradicional danza.

Se lleva a cabo de la siguiente manera: se juntan las manos con los brazos hacia arriba, formando círculos que crecen más y más cuando la gente se va incorporando al grupo. En el momento en que el círculo es demasiado grande, se crean más círculos.

Las sardanas pueden verse los domingos sobre las 12 del mediodía, los sábados a las 6 y media de la tarde los miércoles hacia las 7 de la tarde delante de la Catedral de Barcelona, aunque también se hacen los domingos por la tarde en la plaza Sant Jaume. Es un espectáculo bonito de ver. Los horarios pueden cambiar en verano. En Agosto la sardana está reservada para las fiestas locales, es decir, las fiestas mayores: en todos los pueblos se baila esta danza, sobre todo en el Ampurdán.

La tradiciones más destacables: 23 de abril, 24 de junio y 24 de septiembre

Hay que remarcar algunas fechas significativas:

Sant Jordi (23 de abril): fiesta de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Se parece un poco al día de los enamorados, San Valentín: los chicos le dan una rosa a la chica y la chica regala un libro al chico. En este día se conmemora también la muerte de Cervantes Las Ramblas están llenas de gente y hay mercadillos de libros y puestos de rosas en cada calle de la ciudad. Además, la ciudad está muy bonita, ya que se celebra en primavera. Las calles de toda Cataluña se llenan de flores y libros en homenaje a su santo patrón. La UNESCO decidió declarar este día como Día Internacional del Libro.

El 24 de junio: se celebra en Barcelona y Cataluña de un manera muy especial, tanto en residencias privadas como en lugares públicos. Se come la típica “coca” (pastel) y se tiran petardos y fuegos artificiales por las calles.

El 24 de septiembre: fiesta de la Mercè, la patrona de Barcelona, por eso se hacen bailes típicos como las sardanas referidas más arriba, desfiles por la ciudad, importantes eventos deportivos y celebraciones religiosas, además de conciertos que no valen nada por Paseo de Gracia y Plaza Cataluña. Algunos artistas que han venido son la Oreja de Vang Gogh o Manuchao.