Naturaleza y Cultura en Sevilla

por | 14 de agosto de 2010

Cuando se trata de elegir el mejor lugar para vacacionar, las regiones aledañas al Mediterráneo ofrecen opciones inmejorables. La ciudad de Sevilla es una de ellas, y posee una infraestructura de reservas turísticas digna de cualquier polo cosmopolita, preparado para recibir visitantes de todo el mundo.

Sevilla se encuentra en la región sur de España y, como capital de la provincia, es sede del gobierno y del parlamento de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Posee más de 700.000 habitantes, casi la mitad de la población total de la provincia.

La ciudad de Sevilla está situada en la parte baja del río Guadalquivir, el cual la atraviesa de norte a sur. Navegando por el río se puede llegar a Sanlúcar de Barrameda, en la costa atlántica. Durante siglos anteriores, el puerto de Sevilla fue una pieza clave en el desarrollo del comercio entre el Viejo Continente y las Américas. En el presente, es uno de los más activos de la península ibérica.

En el año 207 AC, los romanos construyeron la ciudad de Itálica, dominando así la zona oeste del Mediterráneo hasta la caída del Imperio a comienzos del siglo X, a manos de los bárbaros del norte. La ocupación de la península por parte de los Moros, durante el extenso período abarcado entre los años 711 y 1248, dejó una huella imborrable en la región Sevillana. Por ejemplo La Giralda, la torre de una importante mezquita, considerada un ícono del legado de la cultura islámica. En 1492 Sevilla tuvo un rol determinante en el descubrimiento y la conquista de América. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII que la ciudad alcanzó su mayor esplendor artístico, dando a luz pintores como Velázquez, Murillo y Valdés Leal. La literatura también tuvo su edad de oro, dándole origen al mito de Don Juan.

Sevilla es una ciudad maravillosa, y vale la pena visitarla en cualquier época del año. Con miles de bares y restaurantes, su oferta gastronómica es ciertamente ilimitada, y va desde frutos de mar a jamones y salchichas; desde vegetales muy frescos hasta deliciosos quesos. La cultura del vino en Sevilla tiene una rica historia, por lo que dedicarse a probar los vinos sevillanos puede convertirse en una experiencia donde se conjugarán placer y calidad.

El alojamiento no es un problema en Sevilla, debido a la enorme cantidad de hoteles baratos dispuestos en toda la ciudad. Por lo tanto, no hay razón alguna para dudar de visitar Sevilla y sus alrededores, y dejarse llevar por el encanto de esta ciudad portuaria tan seductora.

Victor Tejerina
HotelesNow.com/Red
victor_tejerina@yahoo.com