Mejorar los problemas circulatorios

por | 3 de mayo de 2012

Los problemas de mala circulación son uno de los problemas más habituales en la actualidad. Para las personas que lo sufren esto puede suponer desde molestias y dolores, por ejemplo en las piernas, a patologías serias como accidentes vasculares.

 

Las causas de la mala circulación son muy variadas y pueden ser tanto temas genénicos, como falta de algunos nutrientes (vitamina E y potasio por ejemplo), exceso de sodio en la dieta, colesterol alto, tabaquismo, obesidad, deshidratación, etc.

 

Una de las zonas dónde se nota más los problemas de circulación es en las piernas: piernas cansadas, arañas vasculares o aparición de varices o dolor son algunos de los síntomas más habituales.

 

Para evitar este problema es recomendable beber suficiente agua, reducir el consumo de sal y en todo caso tomar sal marina que es más saludable o llevar una vida más activa con actividades como caminar, montar en bicicleta o nadar.

 

Se puede utilizar también productos que ayudan a mejorar la circulación de las piernas, como Livariz de Éternelle Pharma. Este tratamiento en dos fases ayuda a mejorar la circulación y a prevenir y tratar las varices ayudando con el retorno sanguíneo.

 

Si se tienen problemas de circulación en las piernas además de los consejos anteriormente mencionados es recomendable descansar con las piernas en alto y evitar la ropa demasiado ajustada que dificulta la circulación.