Marketing Sensorial al alcance de todos

por | 24 de julio de 2010

Existen elementos, a veces desconocidos por el gran público, que pueden también ser usados por una marca comercial, además de las palabras. Es el llamado Marketing Sensorial: música, elementos audiovisuales, olores… Todos sabemos que las marcas comerciales intentan influir en nuestra decisión de compra de manera constante y sin descanso. Conectar con el público a través de la música o de imágenes, o buscar un “aroma de marca” para el punto de venta, se ha convertido en una manera exitosa de fidelizar clientes y en una forma muy sutil de vincularlos emocionalmente con la marca, sorprendiéndolos y llevándolos a estados de ánimo positivos que los acompañarán en la decisión de compra.

Tan importante es la manera en que transmitimos algo como lo que queremos transmitir. Poniendo música en los establecimientos, unido a un ‘slogan’ de marca, pueden surtir el efecto deseado.

La imagen de marca lo es todo. Es lo que el cliente retendrá en la mente, y asociará en un futuro, sin necesidad de palabras. La imagen personaliza a la marca y la hace única.

Conseguir asociar un determinado olor a una marca no es tarea fácil. El olor debe guiar al cliente en el establecimiento de compra y estar con él una vez que se haya marchado.

Materializar las emociones de los clientes es el reto del Marketing Sensorial.