La utilidad de las farmacias online

por | 26 de septiembre de 2011

Los internautas tienen cada vez menos miedo a la red. La conocen mejor, saben de sus peligros y sus beneficios y gracias a eso le sacan más provecho. Utilizan mejor de sus servicios, haciendo uso de algunos que hace unos años podrían ser impensables, como es el caso de la farmacia online. Pero, ojo, hay que tener mucho cuidado dónde nos metemos.

Las farmacias online son una herramienta muy útil para comprar muchos productos (principalmente de parafarmacia) pero no para cualquier cosa.

Los medicamente con receta los tenemos que seguir comprando en las farmacias convencionales, para empezar porque así lo dice la ley y, para seguir, porque es mucho más seguro. Si un negocio online vende un medicamento que para adquirirlo es necesario una receta lo mejor que podemos hacer es no comprarlo, de lo contrario estaríamos cometiendo una temeridad.

Sin embargo, hay cientos de productos (cremas, lociones…) que podemos encontrar en una farmacia convencional y que también lo podemos hacer en una online. Además, y aquí viene lo bueno, a mejor precio.

Si estamos acostumbrados a hacer compras por internet, de diversa índole, sabremos que los precios en la red suelen ser más baratos que en la calle, en el mundo offline. O, por lo menos, lo son si dedicamos un tiempo a buscar, comparar…

Y lo mismo sucede entre las farmacias online y las convencionales. Probablemente los productos que vende la de nuestro barrio sean más caros que los que podemos encontrar en internet.

Así que comprar ciertos productos en una farmacia online nos parece buena idea, siempre y cuando se tenga cuidado, se estudie muy bien que dicho negocio es de garantías (eso lo podemos encontrar buscando el “quiénes somos”, las condiciones de compra y los posibles comentarios sobre la farmacia concreta que puede haber en la red…) y se compare con los precios y productos de la competencia.

Además de los mencionados, algunas farmacias online nos ofrecen otros servicios, principalmente de asesoramiento.

Habitualmente, podemos preguntar a algún facultativo o farmacéutico nuestras dudas. Nada grave, por supuesto. Para eso lo mejor es dirigirnos a nuestro médico. Pero para pequeños consejos, no por eso menos útiles, es francamente beneficioso hacer usos de dichos servicios, que nos pueden sacar de algún apuro que otro.

Con cuidado y sabiendo lo que se hace, no hay ningún peligro en hacer uso de las farmacias online y beneficiarse de todas sus bondades, que las tienen y muchas.